Su elevado contenido en vitamina C les convierte en un gran aliado para la salud y un potente antioxidante. Si quieres sacarles jugo a los cítricos, tienes a tu alcance una gran variedad con diversidad de sabores y colorido.


Al igual que casi todas las frutas, los cítricos tienen como componente principal el agua, pero su alto contenido en vitamina C los convierte en una fuente imprescindible de nuestra dieta. Además en época de frío hay que cuidar más que nunca la alimentación para reforzar nuestras defensas.

Variedades

Limas, limones, pomelos, naranjas, mandarinas… forman parte de la familia de los cítricos, cuyo nombre se debe a que son ricos en ácido cítrico, responsable de ese sabor ácido característico. No han de faltar en tu dieta, ni en tu cocina.

Beneficios

Los cítricos por su alto contenido en ácido ascórbico actúan como potentes antioxidantes, participan en la formación de colágeno y favorecen la absorción del hierro. También está presente en ellos la pro-vitamina A. el ácido fólico, fibra y el potasio.

¿Cómo consumirlos?

Al ser la vitamina C hidrosoluble se debe tomar un cítrico al día para mantener sus niveles. No existen contraindicaciones en adultos y niños sanos, salvo en el caso de tener patologías estomacales. Se pueden tomar en gajos, zumos, batidos, postres o acompañando a carnes y pescados.

citricos

Una numerosa y ácida familia

  1. Limón

    Tienen hasta un 5% de ácido cítrico en su jugo. De intenso color amarillo y con un aroma fresco puede sustituir al vinagre en el aliño de ensaladas. Además es astringente y mezclado con miel suaviza la garganta.

  2. Naranja

    Proviene del sur de China y del Himalaya, cultivándose desde 4000 años atrás. Son versátiles por su tamaño moderado, dulzura, jugosidad y acidez. Es una estupenda opción para cargarse de energía y blindarse ante las infecciones.

  3. Mandarina

    Se asemejan a la naranja en forma, pero son más pequeñas en tamaño y con una cáscara fina. Aporta vitaminas que refuerzan las defensas y mejoran la circulación, además de ser un potente antioxidante.

  4. Toronja

    Requieren unas condiciones cálidas de cultivo para desarrollarse. Son grandes, jugosas y no tienen el amargor de sus primos hermanos, los pomelos. Más del 90% es agua, ricos en fibra y con un bajo contenido de sodio, además del alto contenido de vitamina C, B2 Y B3.

  5. Pomelo

    El híbrido entre la naranja y el pomelo. En España no es uno de los más consumidos, pero es una importante fuente de vitamina C, que interviene en la formación del colágeno y favorece la absorción del hierro.

  6. Lima

    El más ácido de los cítiricos, casi el 8% de su peso es ácido cítrico.Destaca su propiedad quema grasa y su zumo es muy refrescante.

citricos

Receta recomendada: Macedonia de cítricos

  • 2 pomelos rosados
  • 3 naranjas
  • 2 manzanas
  • el jugo de 1 limón
  • 6 ramas de menta
  • 50 g de azúcar moreno

Cepillar la naranja con agua tibia, y secar. Pelar y hacer ralladuras con la cáscara que se reservarán para la decoración. Pelar el pomelo. Separar los gajos de las naranjas y pomelos y cortarlos en trozos sobre una tabla, reservando el jugo que sueltan al cortarlos.
Dividir los trozos de cítricos en 6 vasitos y rociar con el jugo recuperado.

Exprimir el limón. Lavar las manzanas, secarlas, cortarlas por la mitad y quitarles el corazón y las semillas. Cortarlas en rodajas y luego en tiras alargadas. Repartir las tiras de manzana en los vasitos y rociar con el zumo de limón. Espolvorear con azúcar, decorar con las ralladuras de naranja y las ramitas de menta. Refrigerar hasta que esté listo para servir.