Contienen B12, esencial para un sistema nervioso saludable, y B6 para tener altas las defensas. La pimienta, sal, ajo y cebolla son los mejores aliados para cocinar la carne roja.


La carne roja es un alimento clave en nuestra dieta por sus propiedades, ya que contiene gran variedad de minerales como magnesio y yodo, además de un gran aporte de
vitaminas del grupo B y hierro.

Propiedades

Son esenciales para los deportistas y niños en edad de crecimiento por su importante fuente de proteínas de alta calidad, además al contrario de lo que se cree, las carnes rojas no están prohibidas por completo en las dietas adelgazantes, ya que su alto poder saciante mantiene el aparato digestivo ocupado por mucho tiempo.

¿Cómo consumirlas?

La mejor manera de consumir carne roja es al punto, ya que a temperaturas elevadas adquiere propiedades dañinas para nuestro organismo. Admiten mil posibilidades de cocinado: en estofados, guisos, fritos… Pero la versión más sana es consumirlas a la plancha o a la brasa, sin aderezos que le añadan calorías de más.

Además, es preferible que sea ecológica ya que proviene de animales alimentados con hierba, lo que ayuda al equilibrio nutricional óptimo en ácidos grasos esenciales, vitaminas y minerales.

Cantidad

Lo ideal es consumir dos raciónes de carne roja por semana, aunque si elegimos cortes con menos grasa como el lomo de cerdo podemos consumirlas tres veces. También es conveniente eliminar la grasa visible de la carne para que su aporte calórico y colesterol disminuya.

Llenas de nutrientes

  1. TERNERA
    Con solo 100 gramos de carne de vacuno diarios podríamos llegar a tener cubiertas la mitad de las necesidades diarias de proteínas que necesita nuestro cuerpo. La carne de ternera también aporta vitaminas del grupo B y es rica en fósforo, un mineral muy importante para el desarrollo intelectual y para la formación de nuestros huesos. Otra opción es la carne de buey con alto contenido en potasio y magnesio.
  2. CERDO
    Puede que sea la que peor fama tiene, sin embargo posee aportes beneficiosos para nuestra salud. Algunos de sus cortes, como el lomo o el solomillo, contienen un bajo porcentaje en grasas y además aportan ácidos grasos monoinsaturados o poliinsaturados que protegen el corazón. Otro de los beneficios de la carne de cerdo es su aporte de Omega 3.
  3. CORDERO
    Es un alimento especialmente rico en proteínas de buena calidad, también denominadas como proteínas de alto valor biológico, es decir, que contiene la totalidad de los aminoácidos esenciales que necesita nuestro organismo. Además contiene vitamina B3 que nos ayuda a estar protegidos frente a la posible aparición del Alzheimer y riboflavina, que favorece la producción de glóbulos rojos y actúa sobre las defensas.
  4. TORO
    Aunque esta carne no es fácil de conseguir en todas partes y es abundante en zinc, vitaminas B6, B3 y B12, hierro, selenio y fósforo. La presencia de fósforo en las membranas celulares del cerebro es fundamental para el rendimiento intelectual y la memoria.

Receta: Rollitos cordon bleu

  • 4 escalopes de ternera de 100 gr. cada uno
  • 4 lonchas finas de jamón serrano
  • 4 lonchas de queso para sándwiches
  • 6 cucharadas de aceite
  • 2 chalotas
  • 1 pastilla de caldo
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • sal
  • pimienta

Aplanar los escalopes de ternera, sazonarlos con sal y pimienta y colocar una loncha de jamón y otra de queso, espolvorear con pimienta y enrollarlos. Sujetar los rollitos con palillos para que mantengan su forma.

Calentar el aceite en una cazuela, dorar los rollitos por todos los lados y reservarlos. En el aceite sobrante freír la chalota picada, mojar con el vino, añadir la pastilla de caldo desmenuzada, mezclar y dar un hervor.

Añadir el agua y, cuando se reanude el hervor, bajar el fuego e incorporar los rollitos a la cazuela, salpimentar, tapar y dejar cocer a fuego lento durante unos 15 minutos. Retirar los palillos y servir los rollitos calientes con su salsa.