La auténtica carne europea de conejo es la receta de éxito por su calidad, ligereza y facilidad para añadirlo en todo tipo de platos.


Este alimento no solo debe su popularidad a su increíble sabor, la rapidez con la que se hace y que a pesar de contener gran cantidad de nutrientes y proteínas su carne sea baja en grasas, también ayuda a que sea uno de los platos más socorridos en todo tipo de familias.

¿CÓMO CONSUMIRLA?

La forma de consumirla varía según la comida que acompañe. Hay múltiples formas de cocinarla y todas se caracterizan por su facilidad y rapidez. Además, una misma pieza puede dar para muchos platos ya que no tiene por qué presentarse entero, puede servirse solo su muslo, en costillas o incluso como acompañante a un plato elaborado como la paella, se puede añadir para dar sabor su hígado, pierna o cabeza. Es recomendable incluirlo en nuestra dieta semanal por sus propiedades que nos ayudan a cuidar nuestra salud.

Presentación

Al ser tan fácil de hacer, esta carne se presenta en mil recetas y formas diferentes que permiten cocinarla desde la manera más tradicional y elaborada, hasta la más improvisada combinándola con cualquier tipo de salsa. A su vez, nos da la posibilidad de disfrutar al máximo nuestro tiempo libre ya que su preparación no requiere más de unos minutos.

Producción europea 100%

Esta carne cumple el modelo de producción europeo 100% estricto con el bienestar animal y el respeto al medioambiente, tanto en la granja como en la industria, además de garantizar la máxima seguridad alimentaria en su producción y comercialización, con la máxima calidad y sostenibilidad.

Su alto contenido en minerales

Como el magnesio y el hierro son fundamentales para el buen funcionamiento del organismo y las tareas básicas como la producción de glóbulos rojos y el mantenimiento del equilibrio orgánico.

conejo

Miles de formas deliciosas de cocinarlo

  1. De “la abuela”

    Una manera tradicional de presentarlo, más elaborada pero que triunfará siempre en tu mesa. A pesar de parecer más pesado por la gran cantidad de ingredientes es muy fácil de digerir, porque una abuela sabe cómo cuidarnos.

  2. Para deportistas

    Al ser la carne más ligera y baja en grasas, es un ingrediente indispensable para los deportistas que quieren cuidarse y reponerse pero sin aumentar unos kilos de más. Se suele presentar acompañando un arroz blanco o integral.

  3. Improvisación

    Esta carne también está pensada para los que no tienen tiempo para cocinar un plato elaborado ya que ofrece la posibilidad de combinarlo con multitud de ingredientes, solo hace falta abrir la nevera e improvisar.

conejo

Receta recomendada: Piquillos rellenos de conejo encebollado

Ingredientes

  • 200 gr de ternuras de conejo.
  • 2 cebollas juliana.
  • ½ vaso de vino blanco.
  • 1 lata de pimiento del piquillo.
  • 1 vaso de caldo.
  • 3 dientes de ajo troceados.
  • aceite de oliva.
  • sal.

ELABORACIÓN

Dorar el conejo junto con los ajos y media cebolla juliana. Con este preparado, rellena los pimientos del piquillo. Rehogar el resto de la cebolla, añadir los pimientos, el vino blanco y reducir. Añadir el caldo y cocer durante 5 minutos.

Truco: Si quieres que la salsa quede más cremosa puedes triturarla.