Aroma y sabor se unen en dos propuestas legendarias. Comparten beneficios saludables y ambos son una excelente fuente de antioxidantes.


Los beneficios del café son muchos, y cada vez se descubren más. Si eres un bebedor apasionado del café, la buena noticia es que ya estás disfrutando de sus propiedades. Si no es así, ¿a qué esperas?

Beneficios

Es una gran fuente de antioxidantes, pero también es rico en potasio, magnesio, manganeso, cromo, prebióticos, vitaminas y tocoferoles… De esta forma, el café reduce el riesgo de contraer diabetes de tipo 2, parkinson y cáncer de colon. Además, reduce la posibilidad de que se produzcan cálculos biliares y mejora las funciones cognitivas.

Consumo

El consumo ideal es de 2 a 3 tazas por día, no muy concentrado, la clave está en no pasarse de la dosis de cafeína diaria recomendada, 550 miligramos. Estas cantidades te permiten beneficiarte de las propiedades del café, sin correr riesgos por un consumo excesivo.

Mitos

Históricamente el consumo de café se ha asociado a mitos que no son totalmente ciertos. Resolvemos dudas:

  • De forma moderada no produce insomnio, pero beberlo una hora antes de ir a la cama empeora la calidad del sueño.
  • El café no engorda, es una bebida que no aporta calorías. Sin embargo, genera sensación de saciedad y provoca un efecto prebiótico.

¿Sabías que… El café tiene un 12% de excitantes menos que el té?

Los 6 tipos de té que te ayudan

  1. Té verde.
    Es uno de los grandes aliados para rejuvenecer la piel, al ser uno de los alimentos con mayor cantidad de antioxidantes. Es fuente de vitaminas y minerales, y regula los niveles de colesterol malo en sangre.
  2. Té rojo.
    Es un excelente aliado para perder peso: ayuda a acelerar el metabolismo basal y hepático, quemando grasas más rápidamene y activando el buen funcionamiento del hígado. Promueve la secrección de ácidos gástricos, y además, sirve para aumentar la actividad del sistema nervioso, lo que ayuda a mejorar el humor de cada día.
  3. Té negro.
    Tiene un bajo contenido en sodio, grasas y calorías, por lo que resulta el más beneficioso de todos para bajar peso y minimizar el riesgo de sufrir enfermedades cardiobasculares y cálculos renales. Las mujeres que lo beben, reducen el riesgo de desarrollar afección urinaria en un 8 %.
  4. Té blanco
    Debido a su escasez no es muy común encontrar el verdadero té blanco, por ello, su precio es más elevado. Se trata del mayor antioxidante que existe, contiene hasta tres veces más polifenoles que el verde.
  5. Té Matcha.
    Destaca por su gran valor para prevenir el envejecimiento, tanto interno como externo. Ayuda a la perdida de peso, resduce el colesterol, los niveles de azúcar en sangre y la inflamación.
  6. Té oolong.
    Su contenido de sustancias antioxidantes hace que sea muy útil para reducir el riesgo de infarto y otras enfermedades cardiovasculares.