En diversos países y culturas, están considerados uno de sus alimentos más importantes. Existen más de dos mil variedades, pero sólo se cultivan algunas, te contamos cuáles son.


Es el segundo cereal más cultivado en el mundo, por detrás del maíz. Por ello, es uno de los alimentos más usado en la cocina mundial, ya sea como plato principal, primero, guarnición, en postres e incluso bebidas.

Las recetas más conocidas son los arroces valencianos, en España, y los risottos italianos. Este cereal, además, puede combinarse con toda clase de alimentos: verduras, carnes, pescado o legumbres.

Su origen nos traslada a miles de años atrás, a la China y la India, donde se cree que se inició a cultivo.

Fuente de energía

Al ser un cereal, su nutriente principal son los hidratos de carbono que se presentan en forma de almidón, dandóte la energía necesaria en situaciones de desgaste tanto físico como mental.

Además, posee una gran cantidad de proteínas de origen vegetal y casi no contiene grasas.
Otro de sus beneficios es que, en comparación con otros cereales, destaca por tener menos fibra dietética lo que lo hace que sea más digestivo. Tiene un gran aporte calórico y un alto valor nutricional.

Diferentes tipos de arroz y sus usos

  1. Redondo. Es la más extendida y común en el consumo diario. Contiene un elevado valor energético. Recomendado para paellas, arroces caldosos y guisos.
    arroces
  2. Bomba. Considerado como producto gourmet. No se pasa y siempre queda suelto. Ideal también para paellas y todo tipo de recetas mediterráneas.
  3. Largo. Grano largo y delgado. Es perfecto para guarniciones y ensaladas, ya que queda muy suelto.
  4. Arborio. De origen italiano. Absorbe mucho líquido en la cocción. Es indicado para hacer Sushi. También para la elaborar recetas de arroz cremoso, como el risotto.
  5. Basmati. Aromático, con altos contenidos de fibra, minerales y vitaminas. Se utiliza para ensaladas.
  6. Thai o jazmín. Originario de Tailandia. De sabor suave y con notas florales. Se puede usar en ensaladas y salteados, ideal para los clásicos arroces fritos orientales.
  7. Salvaje. Sus granos son estrechos, oscuros y muy perfumados. Te sugerimos que lo prepares solo o mezclado con otros arroces. También es perfecto para guarniciones.
  8. Integral. Proporciona más nutritientes, fibra, minerales y vitaminas, por lo que se trata de uno de los más sanos y saludables.
  9. Ecológico. Se cultiva de forma natural. Tiene el mismo uso que el redondo y el bomba.
    10 Vaporizado. Sometido a un tratamiento de vapor de agua. Se aconseja su uso para una gran cantidad de platos.

Platos tradicionales

La paella es sin duda uno de los principales «platos emblemáticos de la gastronomía» española. Admite cualquier ingrediente y no existe una receta que unifique la gran variedad de posibilidades de este plato.

De oriente

El Sushi se ha convertido en un manjar de moda. Su ingrediente principal es el arroz que acompaña a una gran cantidad de pescados y mariscos.

arroces

Arroz caldero murciano

  • 4 tacitas moka de arroz
  • 1 cabracho o gallina de mar
  • 2 salmonetes
  • 4 ñoras
  • 5 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • 9 tacitas de caldo del pescado
  • 8 cucharadas de aceite
  • sal, pimienta

Limpiar el cabracho y los salmonetes y separar las cabezas. Calentar 2-3 cucharadas de aceite y freír las ñoras sin semillas y los ajos enteros. Sacarlos y machacarlos en el mortero. En ese aceite, freír las cabezas.

Cubrirlas con el caldo de pescado, cocerlas 20 minutos y colarlo. Desechar, aprovechando si tienen algo de carne, y echarla al caldo y limpiar la paellera. Calentar el resto del aceite y freír los pescados, sazonados y en trozos, sacarlos y reservarlos.

Rehogar el arroz, añadir tomate y majado, regar con caldo del pescado y cocer 8 minutos a fuego vivo y 10 a fuego lento. Poner los filetes sobre el arroz y dejarlo reposar 10 minutos, tapado si está algo entero y «descubierto si está en su punto».

arroces

Arroz con moluscos

  • 4 tacitas moka de arroz
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde fino
  • 1 cucharada de pimentón
  • 150 g de almejas
  • 150 g de gambas
  • 300 g de mejillones
  • 300 g de berberechos
  • 80 g de quisquillas
  • 1 cucharadita de tomate concentrado
  • 8 cucharadas de aceite
  • 10 tacitas moka de caldo de marisco o de pescado y sal

Remojar las almejas y berberechos en agua con sal 1 hora y escurrirlos. Abrirlos por separado en una cazuela con un chorreón de vino blanco, colar los caldos y reservarlos. Quitar las barbas de los mejillones, abrirlos con un poco de vino, colar y reservar el caldo.

Mezclar los 3 caldos. Pelar las gambas, cocer las cabezas 20 minutos, colar el caldo y unir a los anteriores. En una paellera, dorar las gambas y reservarlas. En el aceite sobrante freír la cebolla y el ajo picados y cuando estén, freír el pimiento picado.

Añadir el arroz, el tomate, el pimentón y rehogar 5 minutos. Verter el caldo hirviendo sobre el arroz. Cocer 10 minutos, bajar el fuego y cocer 7 minutos más. Añadir 5 minutos antes de terminar los moluscos, las gambas y las quisquillas.