Las frutas y verduras son un verdadero tesoro para la salud. Y, dependiendo de su valor nutricional, te protegerán de posibles enfermedades. Un consejo: siempre que puedas consúmelos crudos.


Entre los beneficios de estos alimentos podemos reseñar que son una fuente saludable de vitaminas y minerales como el potasio o el magnesio. Por su parte, el contenido en antioxidantes ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas, así como otras relacionadas con trastornos digestivos y ciertos perfiles de cáncer.

ZANAHORIA, buena para la vista

Contiene betacaroteno, un potente anticancerígeno y antioxidante. Dos al día reducen un 50% el cáncer de pulmón, contrarresta la ceguera nocturna y mejora las enfermedades degenerativas oculares.

BRÓCOLI, anticáncer

Potente antioxidante y anticancerígeno, especialmente para los cánceres de colon y de pulmón. Acelera la eliminación de estrógenos y previene el cáncer de mama. Por su alto contenido en cromo ayuda a regular la insulina y el azúcar en sangre. La cocción de este alimento destruye sus cualidades antioxidantes.

PATATAS, cuidan el corazón

Contienen inhibidores de proteasa, que son anticancerígenos. Al incluirlo en la dieta cocida o asada, con su piel, ayuda a prevenir la hipertensión y los accidentes cardio-vasculares. El zumo de patata cruda, en pequeñas cantidades, es bueno para reumáticos, artríticos y ulcerosos por su poder alcalinizante.

AJOS, mejoran la circulación

Es bactericida y tónico, mejora la elasticidad de los vasos sanguíneos combatiendo la arterioesclerosis y ejerciendo como hipotensor. Comer dos o tres al día reducen la posibilidad de ataques al corazón. Contiene antioxidantes y anticancerígenos.

CEBOLLA, evita la tos

Es antioxidante y anticancerígeno. Media cebolla cruda al día previene los coágulos, combate el asma, la bronquitis crónica, la diabetes y la arterioesclerosis. Además, su aroma está probado contra la tos nocturna de los niños.

POMELO, anticolesterol

Su pulpa tiene una pectina que baja los niveles de colesterol. Protege de los tumores de páncreas y de estómago y su zumo es antiviral. El único inconveniente es que puede agravar la acidez de estómago.

KIWI, previene gripes

Contiene más vitamina C que el resto de la familia de cítricos, además posee calcio, hierro y fósforo. Previene del cáncer de mama y de estómago.

FRUTOS SECOS, antiinfartos

La nuez, la almendra y el cacahuete tiene propiedades anticancerígenas y anticardiacas, y reducen el colesterol. Todos son buenos reguladores de la insulina y de la glucosa. Las nueces contienen vitamina E que protege contra la angina de pecho y las obstrucciones en las arterias.

NARANJA, alivia el asma

Rica en vitamina C, potasio, betacaroteno y antioxidantes. Ayuda a prevenir los ataques de asma, bronquitis, arterioesclerosis, enfermedades de las encías y ciertos tipos de cánceres, como el de mama, estómago y páncreas. También aumenta la fertilidad.

YOGUR, fortalece tus huesos

Antibacteriano y anticancerígeno. Tomar dos yogures al día aumenta tus defensas. Por su alto contenido en calcio, es bueno para el crecimiento y para combatir los problemas óseos.
Al ser antibacteriano es ideal contra las afecciones intestinales.

Otras opciones que te cuidan

  • GARBANZOS:
    Por su alto contenido de fibra es ideal contra el estreñimiento, la creación de divertículos y pólipos intestinales. Y por sus propiedades reducen los niveles de colesterol y previenen el cáncer de páncreas.
  • SOJA:
    Rica en fibra y vitaminas, sobre todo E y las del grupo B, contiene hierro y magnesio. También tienen un alto contenido en hormonas y aumenta los niveles de estrógenos en las mujeres, muy bueno para aquellas que han llegado a la menopausia.
  • REPOLLO:
    Al igual que la soja previene el cáncer de mama y también el crecimiento de los pólipos intestinales. Dos cucharadas diarias de repollo cocido protegen del cáncer de estómago y su zumo ayuda a cerrar úlceras. Sus propiedades antioxidantes y anticancerígenas desaparecen una vez que se cuece.
  • JUDÍAS BLANCAS Y LENTEJAS:
    Consumiendo media taza diaria se reduce el colesterol en un 10 por ciento. También reduce los niveles de azúcar en sangre.