El, la bebida más saludable. Es una bebida natural indispensable para la vida, llena de beneficios y propiedades ¡Toma nota!


El agua representa el 70% de la composición de nuestro cuerpo y es vital para mantenerlo sano. Además de limpiar el organismo y eliminar las toxinas, es indispensable para transportar las vitaminas y sales minerales a las células.

ALIVIA LA FATIGA

Si siempre te sientes cansada, puede ser porque bebes poca agua. El agua es utilizada por el cuerpo para eliminar toxinas y productos de desecho que este no necesita. Cuando hay menos agua en el cuerpo, el corazón tiene que trabajar más para bombear la sangre oxigenada a todas las células y otros órganos principales.

Piel sana

El agua contribuye a reponer los tejidos de la piel, así como a hidratarla y aumentar su elasticidad. Tu piel se verá fresca, suave, brillante y tersa. También ayuda frente a las cicatrices, acné, arrugas y otros síntomas del envejecimiento.

Adiós estreñimiento

Cuando bebes suficiente agua se aumenta tu tasa de metabolismo, eso significa que los alimentos que consumes se descomponen apropiadamente. Este proceso ayuda a que tu sistema digestivo funcione correctamente previniendo el estreñimiento y favoreciendo la regularidad intestinal.

Stop mal aliento

El mal aliento es una clara señal de que tu cuerpo necesita más agua. Tu saliva ayuda a tu boca a liberarse de bacterias y mantener tu lengua hidratada. Por ello, cada vez que tengas mal aliento, lo primero que debes hacer es beber mucha agua.

Pierde peso

Cuando bebes agua, tu estómago se llena antes y frena el apetito. Además, no contiene calorías, grasas, carbohidratos ni azúcar y es un reemplazo de las bebidas con alto contenido calórico, como el alcohol o los refrescos azucarados.

No entre comidas

Es importante no beber agua durante las comidas ya que los líquidos diluyen los jugos gástricos lo que hace que las digestiones sean bastante más lentas. Toma entre 8 y 10 vasos al día pero siempre fuera de las comidas principales.

Sí a las burbujas

El agua con gas también es una buena opción, puesto que ayuda a hacer la digestión, sobre todo después de comidas copiosas. Además, ayuda a controlar la presión arterial y contribuye a controlar los niveles de colesterol y los triglicéridos.

agua

Mantente hidratada durante todo el día sin aburrirte

  1. Agua con limón:
    Es un remedio perfecto para depurar el organismo, eliminar toxinas y conseguir un buen cóctel de vitaminas y minerales. Lo ideal es beberlo por las mañanas, en ayunas, durante 2 semanas.

    Sólo tienes que mezclar el jugo de medio limón con un vaso de agua tibia y remover bien. Recuerda no añadirle azúcar, será así más saludable.

  2. Agua con pepino y menta:
    Es refrescante, adelgazante y depurativa. El agua de pepino hará que te sientas más ligera y dejes de retener líquidos.

    Toma un litro al día durante un mes y notarás los resultados. Para prepararlo, licua un pepino y mézclalo con 1 litro de agua, un poco de jugo de limón y menta. Deja que repose durante media hora y añádele unos cubitos de hielo. ¡Te encantará!

  3. Agua con hielos frutales:
    En cuanto la pruebes, no te va a costar beber agua nunca más. Es un recurso muy fácil para refrescarte en cualquier momento y sin añadir calorías de más.

    Elige la fruta que más te guste, córtala en trocitos pequeños e introdúcelos en la cubitera de modo que, cuando quede congelado, el hielo tenga en su interior ese corazón afrutado. Además de frutas, también puedes incluir hierbas aromáticas, como lavanda.

  4. Agua con pera:
    Para prepararla sólo necesitas moler una pera y mezclarla con un poco de jugo de limón, media cucharadita de miel, unas hojas de albahaca y dos tazas de agua.

    Es un excelente detox ya que regula la digestión y por consiguiente la excreción diarias de agentes perjudiciales para la salud.

Agua de horchata

  • 1 taza de arroz blanco
  • 5 tazas de agua
  • 1/2 taza de leche
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1/2 taza de azúcar

horchataColocar el agua y el arroz en una licuadora. Moler bien hasta que el arroz empiece a pulverizarse, aproximadamente 1 minuto.
Dejar que la mezcla repose a temperatura ambiente durante por lo menos 3 horas.
Filtrar el agua y dese-char el arroz. Agregar la leche, vainilla, canela y azúcar. Revolver bien y refrigerar hasta antes de servir.