El aceite de oliva es muy utilizado en la gastronomía por su suave sabor y por las múltiples propiedades que tiene para la salud.


Es uno de los pilares de la dieta mediterránea, ya que ofrece múltiples beneficios saludables gracias a sus propiedades. Tanto el virgen como el extra, son ricos en vitaminas A, D, E y K. La variedad de aceituna con la que se elabora un aceite le otorga los principales rasgos que perciben nuestros sentidos.

Picual

Es la variedad más abundante del mundo. Se trata de aceites con cuerpo, densos y elegantes, de capa más verde que amarilla y tonos intensos y profundos. Sus atributos sobresalen en amargo, picante y astringente.

Arbequina

Se trata de un aceite equilibrado y fino, de textura suave y fluida, y color amarillo claro o verdoso. Resulta frutado y muy fresco, dulce y también algo amargo y picante.

Hojiblanca

Es la tercera variedad de aceites de oliva más importante. Aceite fino aunque con cuerpo y personalidad. De sabor fresco y afrutado, y un apreciable pero bien integro amargor y picor.

Manzanilla

Es muy valorado por su finura y calidad. Su color va del verde amarillento al verde muy claro, casi dorado. De frutados intensos, equilibrados entre amargor y dulzor.

aceite

¿Qué aceite va más contigo?

El aceite de linaza o aceite de lino se utiliza muy poco en la cocina debido a que se oxida fácilmente, pero es muy rico en Omega 3.

  1. De girasol
    Es el más consumido en Europa y uno de los aceites más utilizados en la cocina, después del aceite de oliva. Se obtiene a partir del prensado de la semilla de girasol y es muy ligero y de sabor agradable. Se utiliza principalmente para ensaladas, fritos y mayonesas, ya que económicamente resulta más barato que otros aceites. Destaca por su alto contenido en vitamina E y ácidos grasos poliinsaturados.
  2. De soja
    Caracterizado por tener un color pálido y sabor peculiar, es utilizado en aliños y ensaladas, aunque principalmente se usa en margarinas y para la repostería. Es unos de los aceites más económicos y de mayor producción en el mundo, pero su elevado contenido en ácidos graso poliinsaturados hace que se enrancie con gran facilidad.
  3. De maíz
    De sabor insípido, no es recomendable para ensaladas. Pero sí para frituras, ya que se calienta con mucha rapidez, y no absorbe el sabor de los alimentos. Procede de los granos tiernos de maíz.
  4. De sésamo
    Resulta muy sabroso, pero a la vez es demasiado intenso, por lo que hay que cuidar que no se nos vaya la mano. Se obtiene a partir de las semillas del sésamo y es utilizado principalmente en la cocina oriental.
  5. De cacahuete
    Es de un color muy claro, de líquido poco espeso y de sabor muy suave. En cocina es apto para hacer mayonesas y salsas, y para freír por su alto rendimiento. Aunque también es utilizado para preparar dulces. El aceite de cacahuete es muy común en los mercados occidentales y forma parte de algunas recetas más conocidas de la cocina asiática.
  6. De Coco
    No es muy potente, pero imparte a los alimentos preparados un sabor a coco levemente dulce. Los dos tipos principales de aceite de coco son el refinado y el extra virgen, generalmente, este último se considera más saludable.

rosquillas

Rosquillas de naranja

  • 2 huevos
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 4 de aceite
  • 2 de zumo de naranja
  • 1 de levadura en polvo
  • 250-300 gr. de harina
  • la ralladura de una naranja
  • una pizca de sal
  • aceite para freír
  • azúcar

Batir los huevos con el azúcar y la ralladura en la batidora eléctrica durante 15 minutos. Añadir el aceite, el zumo de naranja y por último la harina mezclada con la levadura y la sal.

Cuando se consiga una masa blandita, trabajarla con la mano y formar las rosquillas, darles un corte circular poco profundo alrededor y freírlas en abundante aceite, no demasiado caliente.

Primero se van al fondo, suben y se ensanchan notablemente, por lo que no conviene llenar mucho la sartén. Escurrirlas sobre papel de cocina y rebozarlas recién fritas en azúcar.

tartar de atún

Tartar de atún

  • 300 gr. de atún rojo
  • 1 chalota
  • 1/2 pimiento rojo asado
  • 1 cucharada de mostaza
  • sal, pimienta
  • zumo de limón
  • cebollino

Guarnición:

  • 4 piparras en vinagre
  • 2 tomates pera
  • sal

Escabeche:

  • 1 vaso de vino de aceite 1 de vinagre
  • 1/2 de vino blanco seco
  • 1 diente de ajo
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla
  • 1 puerro llaurel
  • 8 granos de pimienta
  • 1 ramita de tomillo
  • orégano, sal

Escabeche: Cortar el ajo, el puerro, la zanahoria y la cebolla en juliana, y estofarlos en el aceite con las hierbas y la pimienta. Incorporar fuera del fuego el vinagre, el vino y sal y hervir 10 min.

Tartar: Cortar el atún en dados. Picar el pimiento asado, la chalota y el cebollino. Mezclarlos con el atún, sazonar con sal, pimienta, la mostaza y un chorreón de zumo de limón y formar óvalos. Sumergir los óvalos con una espumadera, en el escabeche hirviendo 2 min.

Guarnición: Cortar los tomates en cuartos, sazonarlos y dejarlos escurrir, cortar las piparras en tiras suprimiendo las semillas.