Los batidos son fáciles, ricos en vitaminas, minerales y nutrientes. Además, aportan muchos beneficios a tu organismo y sacian el apetito. Toma nota de estos ingredientes.


Una dieta exclusivamente a base de batidos no es tu salvación para depurar tu organismo. Pero sí que te ayudará incluir en tu menú diario uno de ellos, sustituyendo una única comida por un batido.

Para que no te resulte aburrido, varía de ingredientes, sabor y color. Hay un sinfín de posibilidades a la hora de crear tu batido favorito.

Ideal para desintoxicarte

El objetivo de una dieta semanal con batidos es depurar y desintoxicar tu organismo.
Si sigues nuestra propuesta, podrás llegar a perder hasta 1 kilo a la semana, siempre que lo integres en una dieta sana y saludable rica en hidratos de carbono y proteínas, y practiques ejercicio físico diario.

Prepara tu batido

  1. Primero añade la base líquida que desees. Nuestras propuestas están a base de agua para que sea menos pesado y ligero. Pero puedes añadir leche, bebidas vegetales o incluso infusiones.
  2. Añade las frutas peladas y verduras elegidas. Hazlo en trozos relativamente pequeños, así será más fácil de triturar.
  3. Date la consistencia que desees. Puedes ir añadiendo más líquido si lo deseas menos espeso, o por el contrario, incluye más ingredientes si está muy líquido.
  4. Endulza si quieres. Puedes añadir un poco de miel, jarabe de arce…

Qué comer el resto del día

Sustituye una comida al día por un batido. Lo ideal es que lo hagas a la hora del desayuno,
a media mañana o a media tarde. Inclúyelos en una dieta mediterránea variada, que sea sana y saludable. Lo bueno de incluir batidos a tu menú es que consumes, la mayoría de las veces, las 5 piezas de frutas y verduras recomendadas al día. No te olvides de añadir:

  • HIDRATOS DE CARBONO. Se incluyen principalmente los cereales y legumbres. Mejor si son integrales, ya que aportan más fibra y vitaminas que los refinados.
  • PROTEÍNAS. Opta por aquellas que sean bajas en grasas. Entre ellos se encuentra la mayoría de los pescados y las carnes blancas, como el pollo o el pavo.
  • LÁCTEOS. Puedes incluir en alguno de tus batidos leche de avena o de almendras. Si no, durante el día añade a tu menú leche, yogures o quesos. Mejor si son desnatados.
  • OMEGA 3. Para un cuerpo y una mente sana son muy importantes. Están en los pescados azules, nueces o el lino.

Aquí te dejamos nuestra recomendación de los 5 batidos: uno al día