Existen tantas variedades y formas de prepararla, que se ha convertido en un alimento muy popular y de los más extendidos por todo el mundo. Sin embargo, surgen dudas entre los historiadores y entendidos sobre su verdadero origen.


Cuando la cocines, prueba distintos tipos: seca, fresca, corta, larga, con y sin relleno…
Y combínala con la salsa que mejor le va.

  • Penne Conocidos como macarrones, son tubos gruesos y cortados en diagonal, que parecen plumas, de ahí que se llamen penne en italiano. Si son lisos, se sirven con salsas consistentes de queso, nata o huevos. Los rayados, mejor con las que incorporan verduras muy picaditas o ragú.
  • Conchiglie Son pequeñas caracolas que pueden ser acanaladas o lisas. También se encuentran de distintos colores según se preparen con huevo (amarillas), espinacas (verdes), tomate (rojas), tinta de calamar (negras)… En este caso, la salsa debe ser sencilla de sabores.
  • Farfalle Significa mariposas en italiano y parecen pequeñas pajaritas. Existen en muchos colores según con lo que se preparen. Resultan perfectas para salsas cremosas de queso, verduras trituradas, especias y hierbas aromáticas.
  • Fusilli Tienen forma de muelle y se hacen enrollando la masa alrededor de una varilla muy delgada. Casan bien con salsa de tomate o ragú.
  • Tagliatelle Nombre derivado del verbo tagliare, que en italiano significa cortar. Estas cintas se venden enrolladas y combinan con todo.
  • Fettuccine Parecen espaguetis pero aplastados, son largos y planos. Lo ideal es combinarlos con salsas lisas y homogéneas, por ejemplo de queso o pescado desmenuzado.
  • Ravioli Es una pasta fresca, con forma cuadrada, quepuede tener distintos tamaños según el relleno: verduras, carne, pescado, setas, jamón…
  • Tortellini También es una pasta fresca con relleno como los ravioli, pero con forma de anillos. Se comen de formas muy diversas, incluso acompañados solo de un caldo.
  • Gnocchi Esta pasta fresca se elabora con patata, harina y agua, aunque admite más ingredientes como la calabaza o las espinacas.
  • Cannelloni Planchas de pasta, similares a las que se usan para hacer lasagna. Aceptan cualquier tipo de relleno y se preparan al horno.

pastaEl alimento favorito de la familia

La historia de la pasta se remonta hace 7.000 años, cuando el hombre abandonó la vida nómada y empezó a cultivar la tierra. Entonces, descubrió cómo triturar el grano para convertirlo en harina y que, mezclado con agua y cocinado, se convertía en un alimento delicioso.

También hay referencias sobre formas de preparar la pasta en la antigua Grecia, en el imperio romano y en el etrusco.

Marco Polo

Al parecer la leyenda que cuenta que fue Marco Polo quien trajo la pasta, desde China a Europa, es falsa.

En un documento fechado en 1284, anterior a su regreso a Italia, se habla de los vermicelli (un tipo de pasta) elaborados en la ciudad de Pisa y, en el año 1300, la pasta ya estaba muy extendida por el norte y este del país.

Ahora bien, hasta el siglo XVII se comía con las manos, sin aliño ni queso. Cuando comenzó a servirse con salsa de tomate y aceite, además de quesos, jamón y otros ingredientes, los italianos empezaron a utilizar el tenedor, que pasó de tener solo dos dientes a tres, para poder enrollar mejor los espaguetis.

En otras cocinas del mundo

  • FIDEUÁ: Es la receta más famosas que se prepara con masa en nuestro país. En este plato valenciano, parecido a la paella, se sustituye el arroz por fideos huecos. Suele llevar pescado y marisco, aunque existen versiones con verduras, champiñones…
  • FIDEOS CHINOS: Son económicos, fáciles de hacer y cuecen muy rápido, de ahí que también se consuman en Europa. Los más famosos se llaman ramen, están elaborados con agua, trigo y sal, y se venden en botes herméticos, listos para ser rehidratados.

Recetas recomendadas que te saldrán riquísimas

Canelones con espinacas

  • 12 kg. de canelones
  • 400 gr. de espinacas congeladas
  • 1/2 kg. de requesón, ricotta o queso fresco
  • 50 gr. de mantequilla
  • 30 gr. de piñones
  • 1/2 l. de bechamel
  • 50 gr. de queso gruyére
  • nuez moscada, sal y pimienta
  • salsa de tomate

lasaña
Dejar las espinacas en la nevera la víspera para descongelarlas. Escurrirlas bien. En una sartén, derretir la mantequilla al fuego y saltear las espinacas picadas hasta que pierdan todo el líquido que sueltan.

Añadir los piñones a las espinacas y sazonar. Agregar el requesón picado. Rellenar con una cucharita los canelones y colocarlos en hileras en una fuente de horno engrasada con mantequilla.

Incorporar la salsa de tomate por encima y mover para que se introduzca entre los canelones. Cubrir con una bechamel clarita. Espolvorear con el queso rallado y gratinar en el horno unos 15 minutos.

Pasta rellena de setas

  • 350 gr. de caracoles gigantes
  • 150 gr. de setas desecadas
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • 8 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 envase de bechamel
  • salsa de tomate
  • queso rallado

pasta rellena
Poner las setas a remojo de agua fría una ½ hora, hasta que se rehidraten. Escurrirlas. Freír en el aceite caliente la cebolla y el ajo, picados, hasta que se consuma el agua de vegetación.

Añadir el tomate frito y sazonar. Cocer la pasta en agua hirviendo con sal y un chorreón de aceite y escurrirla con cuidado para que no se rompan los caracoles.

Fondear una fuente refractaria con salsa de tomate. Rellenar cada caracol con las setas salteadas y colocarlos de pie en la fuente, cubrir con la bechamel, espolvorear de queso y gratinar.