Este alimento se elabora a partir del cacao puro, que nos aporta múltiples beneficios, pero no debemos abusar de las variantes como el chocolate blanco o con leche, a los que se les añade manteca de cacao y azúcares refinados.


Es el chocolate más sano ya que concentra un porcentaje elevado de cacao (70% o superior), y frente al blanco o con leche contiene una menor cantidad de grasas saturadas y azúcares añadidos.

  1. El cacao posee flavonoides, que estimulan la producción de óxido nitroso en la sangre, lo que ayuda a abrir los vasos sanguíneos y, en consecuencia reduce la presión arterial.
  2. Influye positivamente en nuestra actividad cerebral y mejora nuestro conocimiento cognitivo. De hecho Suiza es el país que más chocolate consume y en el que más premios Nobel hay per cápita.
  3. A pesar de que contiene un gran número de calorías, también posee ingredientes que favorecen la pérdida de peso de peso, por eso no engorda.
  4. Mejora el flujo de sangre en el hígado previniendo posibles daños en este órgano.
  5. Se compone de ácido esteárico y ácido oleico, que son grasas que no elevan el nivel de colesterol en sangre y, además gracias al polifenol que contiene, mejora el colesterol bueno.
  6. Todos los beneficios que tiene sobre el aparato circulatorio, como bajar la presión arterial, mejorar la circulación sanguínea y reducir la inflamación, ayudan a prevenir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.
  7. Comer a diario 70 gramos reduce el riesgo de obstrucción de las arterias y las hace más flexibles.
  8. Ayuda a tolerar mejor los rayos UV por lo que protege la piel, evitando su envejecimiento precoz.
  9. Al comerlo, nuestro cerebro libera endorfinas, conocida como la hormona de la felicidad, y serotonina, un neurotransmisor que controla la ansiedad.
  10. Contiene teobromina, un químico que es muy efectivo como medicamento para la tos.

chocolate

El chocolate, un dulce que a nadie la amargue

Cacao procede de cacahuatl y, según la leyenda, era el árbol más bello del paraíso azteca, al que le atribuían múltiples virtudes. Los primeros árboles crecían de forma natural, aunque, hace más de 2.500 años, los mayas empezaron a cultivarlos, ya que usaban el cacao como medicina.

Además crearon una bebida amarga llamada «chocolha», con las semillas de cacao mezcladas con miel, maíz o chile picante.

LLega a España

En 1502, Cristóbal Colón recibió, como ofrenda de bienvenida, armas, telas y sacos de cacao, que los indígenas usaban como moneda, además de como alimento. Pero el primer cargamento llegó a España en 1524, gracias a Hernán Cortés.

Entonces, los monjes adaptaron el «chocolha» al paladar europeo. En 1657, se inauguró en Londres la primera tienda en la que se vendían pastillas sólidas de chocolate. Y a mediados del siglo XIX, en Suiza, Daniel Peter y Henry Nestlé crearon una mezcla de leche condensada azucarada con cacao. Pero el chocolate en tabletas se popularizó realmente gracias a las tropas aliadas durante la Segunda Guerra Mundial.

Diferentes formas de comsumirlo

  • No solo postres…: El chocolate se utiliza en muchas recetas, sobre todo el que tiene un mayor porcentaje de cacao, por su sabor más amargo. Resulta muy rico como aperitivo, combinado con quesos o frutos secos, y en los segundos, preparado con carne roja o caza.
  • Caliente y frío: Una forma deliciosa de tomarlo, y que gusta a mayores y pequeños, es bebido. Entre las distintas maneras de presentarlo, destaca caliente y espeso, acompañado de churros o porras; o frío, bien batido y servido con nata.

Tortitas de chocolate con nueces y frambuesas

  • 2 cucharadas de cacao en polvo
  • 150 gr. de harina
  • 50 gr. de azúcar
  • 200 ml. de leche
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 huevo
  • Para decorar: nueces picadas frambuesas sirope de chocolate

chocolatePoner en un bol el huevo y el azúcar y mezclar con la batidora hasta doblar su volumen. Añadir la leche y el aceite y seguir mezclando. Agregar el cacao, la harina y la levadura y batir hasta obtener una masa homogénea. Meter en la nevera durante 1 hora.

Echar un cazo de la mezcla en una sartén ligeramente engrasada con aceite o mantequilla. Cocinar hasta que empiece a burbujear. Darle la vuelta y cocinar la tortita por el otro lado unos minutos para que se dore.

Dejarlas en un plato tapadas con un paño para mantener el calor, mientras se prepara el resto. Poner en cada plato cuatro o cinco tortitas apiladas, echarles por encima sirope de chocolate y espolverear con nueces picadas. Decorar con unas frambuesas. Servir.

Fondue de chocolate

  • 200 gr. de chocolate fondant
  • 1 vaso de nata líquida
  • 1 vaso de leche
  • 4 cucharadas de azúcar
  • ralladura de limón o naranja
  • 1 cucharada de Maizena disuelta en un poco de leche

Frutas:

  • 1/4 kg. de fresón
  • 1 mango
  • 1 naranja
  • 2 plátanos
  • 3 kiwis
  • 1 piña baby

chocolateFundir el chocolate en el microondas o al baño María, incorporar la nata líquida y el azúcar, perfumar con la ralladura y hervir un minuto.

Añadir la leche y cuando hierva de nuevo, incorporar la Maizena. Dar unos hervores más sin parar de mover, llenar el recipiente de la fondue y encenderla.

Pelar y cortar las frutas en trozos, ponerlas en una fuente, pinchar algunas en las brochetas y dejar las otras para que cada uno las moje en el chocolate.