Este alimento aporta múltiples beneficios, por eso, se ha convertido en el protagonista de nuestra dieta y se consume tanto en crudo como cocinado.


Se encuentra entre los 10 alimentos más consumidos en España. ¿Quieres saber por qué?

  1. Solo aporta 18 kcal. por cada 100 gr. Al tener pocas calorías, resulta recomendable en dietas para adelgazar.
  2. La mayor parte de su peso es agua, de ahí que sea un alimento muy refrescante, y también es rico en hidratos de carbono.
  3. Este alimento es una fuente importante de ciertos minerales como el potasio y el magnesio.
  4. En su contenido, destacan las vitaminas B1, B2, B5 y C, así como el licopeno y la
    vitamina C, que son eficaces antioxidantes.
  5. El tomate más pesado fue recolectado en 1986 en una granja de Oklahoma, y alcanzó los 3,51 kg. de peso.
  6. Contrarresta el efecto del tabaco, ya que entre sus componentes están el ácido cumárico y el clorogénico, esenciales en la lucha contra las nitrosaminas que se producen en el cuerpo al fumar y que son los principales agentes cancerígenos en el humo del cigarrillo.
  7. La vitamina A, presente en el tomate, ayuda a mejorar la visión, la prevención de la ceguera nocturna y la degeneración macular.
  8. Su consumo diario reduce el estrés oxidativo en la diabetes tipo 2., según un estudio de la Asociación Médica de Estados Unidos.
  9. Comer este alimento de forma regular ayuda a disolver Cálculos biliares.
  10. La ingesta de tomate disminuye la incidencia de infecciones del tracto urinario así como el cáncer de vejiga.

El zumo de tomate tiene multitud de beneficios: antioxidante, digestivo, para la piel…

zumo de tomatesDesde el punto de vista botánico, el tomate es una fruta, ya que contiene semillas en su interior, aunque la mayoría de la gente erróneamente lo considera verdura.

Cuando llegó a Europa, en 1540, de la mano de los conquistadores españoles, procedente de sudamérica, se adaptó perfectamente a nuestro clima.

Los primeros se cultivaron en Italia y, a diferencia de hoy día que son mayoritariamente rojos, eran de color amarillo, de ahí que recibieran el nombre de «pomo d’oro» (manzana dorada), que ha derivado en el término actual «pomodoro».

Variedades para todo

Aunque algunas variedades no se cultivan ni consumen en España, en nuestros mercados podemos encontrar muchísimas, que se distinguen por su tamaño, color, espesor de la piel, forma… Las hay más adecuadas para comer en frío y otras para hacerlo cocinadas.

Entre las más comunes destacan el tomate Kumato, de color rojinegro y piel suave, ideal para ensaladas; el Cherry, del tamaño de una cereza y textura crujiente, resulta muy decorativo; el Raf, achatado y de aspecto acostillado, también se consume en crudo; y el Río grande, de piel gruesa, se usa para salsas.

Cómo preparar el tomate y acertar

Salsa de tomate casera: Se elabora añadiendo a la pulpa del tomate, según el país, chiles rojos, cilantro, cebolla, vinagre, limón, sal, aceite, albahaca, ajo…

Jugo de tomate: Es el zumo que se obtiene triturando tomates. Se usa para beber solo o combinado con otras bebidas en cócteles, siendo el más famoso el Bloody Mary. También, triturando tomate, se puede elaborar sopas como el gazpacho y el salmorejo.

Tomates secos: Cortados a la mitad y sin las semillas, se dejan secar al sol sobre una mallas plásticas.

Recetas recomendadas de SEMANA

Penne all’ arrabbiata

  • 400 gr. de tomates
  • 2 dientes de ajo
  • 1 guindilla
  • 100 gr. parmesano rallado o pecorino romano
  • aceite
  • perejil picado

Preparación

macaronesHacer un corte en los tomates con forma de cruz y escaldarlos en agua hirviendo. Sacarlos, mojarlos en un bol con agua fría y pelarlos. Trocear los tomates, eliminando las semillas.

Cortar la guindilla y quitarle las semillas. En una sartén con un chorrito de aceite, rehogar la guindilla con los dientes de ajo pelados (picados o enteros, al gusto). Agregar el tomate y cocinar brevemente. Salpimentar.

Cocer la pasta, escurrirla y mezclarla con la salsa de tomate. Agregar el perejil picado y el queso rallado. Remover y servir inmediatamente.

Tomates cherry rellenos de queso

  • 12 tomatitos cherry grandes
  • Relleno: 75 gr. queso feta
  • 2 cucharadas de queso crema a las finas hierbas
  • perejil picado
  • albahaca picada

Preparación:

cherry rellenosCortamos la rama de los tomates, los lavamos y los secamos. Cortamos la base de los tomates para que se sostengan y también la tapa, para decoración. Vaciamos los tomates y los dejamos boca abajo para que escurran el caldo.

Relleno: Desmenuzamos el queso feta, le añadimos el queso crema y las hierbas picadas y mezclamos aplastando. Con la manga pastelera, rellenamos los tomates. Se hace de forma muy fácil, y debe sobresalir por encima.

Servimos los tomates rellenos de queso a las finas hierbas en un plato, colocándoles de nuevo el sombrerito con las hojas para que quede más vistoso. Se puede regar con un hilo de aceite de oliva.