Desde que ganó Masterchef Celebrity, Tamara Falcó no ha dejado de cocinar y de intentar formarse. Hace unos días mostró sus avances en la cocina con una receta que seguro que más de uno intenta replicar.


Lo de su familia paterna con la gastronomía viene de lejos, pero Tamara Falcó descubrió gracias a ‘Masterchef’ un amor por la cocina que parece que sigue creciendo. Tras ganar el concurso con un menú inspirado en sus raíces y su familia, la hija de Isabel Preysler ha seguido formándose para mejorar sus dotes como chef y parece que lo está consiguiendo.

Hace unos días la propia Tamara compartía en las redes sociales un plato que además de tener una pinta espectacular le ha ayudado a pasar de curso. Y es que Falcó estudia en la prestigiosa escuela de cocina Le Cordon Bleu, y allí ha logrado que le certifiquen que tiene un nivel intermedio.

El plato del aprobado

El título de cocina lo ha logrado gracias un plato a base de conejo que tiene sus trucos y también su miga, porque lleva unas cuantas elaboraciones. Así deja claro que sabe lo que se hace. Se trata de un Râble de conejo con aceitunas negras y cebollitas rellenas.

Râble es el termino que usan los franceses para un corte del conejo que se localiza en la parte central, cogiendo el lomo y la parte de las costillas delanteras. Es una carne muy jugosa que Tamara prepara rellena como veremos. Aquí os dejamos todos los ingredientes y pasos para que podáis probar suerte en casa.

Ingredientes:

  • Acelgas
  • Alitas
  • Aceitunas
  • Tomates
  • Romero
  • Ajo
  • Chalotas
  • Conejo
  • Cebollitas
  • Bacon

Cómo elaborarlo:

  1. Tener listo un fondo de verduras o de carne y levantarlo (esto es, llevarlo a ebullición). Mientras esto se hace, hay que pinchar una a una las cebollitas con una puntilla y sin quitarles la piel.
  2. Una vez pinchadas, se rehogan con aceite y a continuación, se meten al horno en una cacerola a 160 º durante unos 20 minutos.
  3. Cortamos los tomates cherry con una tijera, dejando el pedúnculo y un poco de rabito. Les hacemos una cruz por debajo con la puntilla y escaldamos en agua hirviendo. Tras escaldar hay que ponerlos al baño maría invertido (es decir, en agua con hielo) para parar la cocción y que así podamos pelarlos bien. Y al pelarlos hay que dejar un poco de piel.
  4. Una vez pelados, salpimentar, poner un poco de azúcar y un poco de aceite y meter en el horno a 80 grados durante 1h 50 min.
  5. Picar la chalota en láminas.
  6. Trocear las alitas y poner con aceite en una sartén donde las empezar a dorar y a continuación añadimos las chalotas, el ajo y el romero. Agregamos el fondo y cocemos durante 45 minutos.
  7. Mientras, deshuesamos el rable y preparamos el relleno de las cebollitas, para ello hay que saltaear el bacon, el tomate y las capas de las cebollas francesas añadir el romero y las aceitunas picadas.
  8. Una vez preparado el relleno, montar las cebollas: para ello, hacer un corte en la parte superior y quitar el interior con un palillo. Con ese mismo palo, ir rellenando con la mezcla.
  9. Coger la hoja de acelga y cortarla en chiffonade (haciendo un pequeño paquetito con las hojas) y echar a cocer para el relleno del conejo. Saltear con ajo. Cortar y doblar un papel de horno para tapar la penca de la acelga que se hará aparte.
  10. Vamos a ensamblar el râble: para ello se rellena con las acelgas y el bacon. Lo envolvemos en un redaño (es una membrana de origen animal que es muy útil en elaboraciones como esta) y lo bridamos.
  11. Sellamos el râble en una sartén mediana con aceite hirviendo y lo metemos al horno con papel de aluminio durante 20 minutos.
  12. Y ya está listo para servir: para emplatarlo lo cortamos en lonchas gruesas y lo servimos junto a tres cebollitas rellenas, tres tomates y tres triángulos de la penca. Salseamos con parte del guiso que habíamos hecho y ya está listo.