El cacao ayuda al desarrollo de los huesos, a generar células nuevas, a reducir la presión sanguínea y a transportar el oxígeno.


El Día Internacional del Chocolate (13 de septiembre) se creó para conmemorar el nacimiento de Roald Dahl, el autor del célebre libro infantil Charlie y la fábrica de chocolate”, para muchos chocoadictos, una estupenda excusa para poder disfrutar de este dulce sin remordimientos.

Hablamos de un alimento que al margen de su sabor, tiene propiedades casi mágicas, desde antioxidantes a efectos sobre el cerebro que son bastante responsables de su éxito, pues ayuda a liberar endorfinas, una sustancia capaz de atenuar el dolor, el cansancio o la apatía, produciendo una agradable sensación de bienestar.

Por si esto fuera poco, contiene teobromina, un estimulante parecido a la cafeína y anandamida, que los expertos aseguran que produce una sensación parecida a la marihuana.

Aunque se trata evidentemente de un producto que contiene bastante azúcar y una buena cantidad de grasa, determinadas variedades consumidas moderadamente se consideran saludables. Hablamos de aquellos elaborados sin leche que tienen a partir de un 70% de cacao y poco azúcar.

Este tipo de chocolate ayuda a reducir el riesgo de enfermedad coronaria, rebajar la resistencia a la insulina, mejorar la capacidad cognitiva e incluso estudios recientes aseguran que ofrece cierta protección frente a la exposición al sol.

chocolate

Para conmemorar el Día Internacional del Chocolate el próximo lunes 13 de septiembre, Levaduramadre Natural Bakery nos propone un recorrido por algunos de sus mejores productos a base del más suculento cacao, desde brownies y tartas, a tartaletas, cookies o deliciosas y crujientes palmeritas.

Hoy es la excusa perfecta para dejar de lado las dietas y probar todos los beneficios que presenta. Tiene un efecto positivo tanto a nivel interior, como exterior: además de seducir al paladar, aporta valiosos nutrientes.

Expertos de Uala y Treatwell, sitios web y aplicaciones líderes en Europa dedicados al mundo de la belleza y del bienestar, destacan sus principales aplicaciones para la salud, ya que ayuda al desarrollo de los huesos, a generar células nuevas, a reducir la presión sanguínea y a transportar el oxígeno.

Ingerir chocolate es un placer para muchos y también puede serlo su aplicación sobre la piel. Esta técnica se denomina chocolaterapia, y consiste en untar el cacao sobre la piel para que a través de los poros penetre generando un impacto positivo en el organismo. Desde Treatwell y Uala enumeran cómo en una hora y media y por poco más de 50 euros, el cacao puede favorecer la piel de las siguientes maneras:

  • Fortalecimiento: gracias a la hidratación que aporta a la dermis, favorece el incremento de colágeno y elastina, provocando la reducción de las arrugas y la flacidez.
  • Elimina toxinas: debido a su alto contenido en minerales como el magnesio, el potasio y el calcio, beneficia la eliminación de toxinas y remineraliza la piel.
  • Reduce el estrés: su aroma estimula la producción de endorfinas, lo que mejora el estado de ánimo, relaja las tensiones y fomenta el buen aspecto de la tez.
  • Evita el envejecimiento prematuro: la alta presencia de antioxidantes protege a las células del daño causado por los radicales libres y la oxidación celular.
  • Mejora la circulación: su alto contenido en polifenoles facilita la circulación sanguínea y la oxigenación celular. De esta manera la piel lucirá más lisa y tersa.
  • Efecto antiinflamatorio: la chocolaterapia es perfecta para todas las afecciones cutáneas que supongan inflamación, por ejemplo el acné o las bolsas en los ojos.

chocolate

Mascarilla de chocolate hidratante e iluminadora

Los antioxidantes y nutrientes esenciales que lo componen ayudan a mantener el cabello cuidado, hidratado y brillante. Con el fin de lucir una melena perfecta, los expertos han realizado una receta para preparar una mascarilla capilar.

Ingredientes:

  • 40 g de chocolate negro
  • 2 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de yogur blanco natural
  • 1 cucharada de aceite de coco

Procedimiento: picar el chocolate hasta convertirlo en polvo y combinar todos los ingredientes, mezclándolos hasta obtener una masa homogénea. Se procederá a limpiar la piel con agua tibia y un limpiador, para posteriormente aplicar la mezcla por todo el rostro y el cuello, evitando el área de los ojos y la boca. Se debe dejar actuar durante 20 minutos y, pasado este tiempo, aclarar con agua tibia. Para potenciar el resultado, los expertos de Uala y Treatwell aconsejan terminar el tratamiento aplicando una crema hidratante.