El Cordero ha sido la carne más consumida en España durante siglos. Era abundante y popular, ya que existía una importante industria lanera, para la cual la carne era un producto secundario. Es uno de los platos más vistos en nuestras mesas navideñas.


Según la raza, edad y alimentación, hay distintas calidades y categorías de carne de cordero. Los animales jóvenes tienen un sabor delicado que aumenta en intensidad con la edad. La carne debe ser firme y rosada, con vetas visibles y grasa blanca, firme y abundante, especialmente alrededor de los riñones. Cuanto más rosa sea la carne, más joven será el animal. La pielecilla del exterior ha de ser fresca, húmeda y flexible, nunca seca ni arrugada. Se deben asar con esta piel para que la carne se mantenga más jugosa. La carne oscura y la grasa amarilla indican un animal viejo.

El consumo total en los hogares españoles fue de 66.215 toneladas en 2020, habiendo subido el consumo per cápita de 1,31 en 2019 a 1,40 en 2020.

Por qué hay que consumir carne de cordero

Es un alimento especialmente rico en proteínas de buena calidad, también denominadas como proteínas de alto valor biológico, es decir, que contiene la totalidad de los aminoácidos esenciales que necesita nuestro organismo. Además contiene vitamina B3 que nos ayuda a estar protegidos frente a la posible aparición del Alzheimer y riboflavina, que favorece la producción de glóbulos rojos y actúa sobre las defensas.

Valor nutritivo: El cordero aporta

  • Entre un 16% y un 18% de proteínas
  • 17% a 33% de grasas
  • 225 y 357 calorías por 100 gramos, ya se trate de chuletas, pierna o paletilla, o bien cuello o papada, que son las partes más grasas.

cordero

Los cocineros de toda España se unen para poner en valor el cordero de origen nacional

17 cocineros de todas las comunidades autónomas alzan la voz para dar a conocer los enormes beneficios de consumir cordero de origen nacional esta navidad. El proyecto Más cerca es mejor, tiene como objetivo fomentar el consumo de la carne de lechal, cordero y cabrito de origen nacional, especialmente en Navidades, época en la que el consumo aumenta (13,4 % en 2020 respecto al mes de noviembre).

Regalos navideños artesanales y comprometidos con el campo

Además, este año INTEROVIC ha creado dos ediciones limitadas en colaboración con pequeñas marcas nacionales y artesanales: dlana y Chichinabo.

La primera colaboración se ha fraguado con dlana y da como resultado el kit tu momento Pastoreo (compra aquí), que incluye dos madejas de lana Castellana y un ingenioso multipatrón que permite elegir la pieza a tejer y adaptarla completamente al nivel de la persona que recibe el regalo.

La segunda colaboración nos hace pasar de la lana a la cerámica, ya que Patricia Lázaro, fundadora de Chichinabo (compra aquí), ha creado un set compuesto por un cuenco, un plato y una fuente que pueden comprarse juntos o por separado. Tres piezas de cerámica exclusivas inspiradas en nuestros campos y nuestros rebaños.

Más cerca es Mejor tiene como objetivo poner en valor el origen nacional de las carnes de lechal, cordero y cabrito para que el consumidor se fije en el etiquetado del producto que compra en Navidad, ya que aunque la cifra total de importaciones en 2020 ha disminuido respecto a 2019, aún se sitúa en 10.044 toneladas, siendo Italia, Francia y Grecia los principales países de los que importamos ovino.

cordero

Asado de cordero al horno

Son famosísimos los de Ávila, Segovia, Aranda de Duero y otros puntos de la región castellana. El éxito está en encontrar el punto para que la carne esté jugosa por dentro y
crujiente por fuera. La técnica.

  1. Pintarlo con salmuera (2 cucharadas de sal para ½ l. de agua).
  2. Poner algo de salmuera en el fondo.
  3. Colocar el cordero con el interior hacia arriba en fuente de barro sobre rejilla o palitos para que no toque el fondo.
  4. Introducirlo en el horno a 140ºC, 45 minutos, pintarlo con su jugo cada 15 minutos, e ir añadiendo agua al fondo.
  5. Subir la temperatura a 180ºC durante 45 minutos más.
  6. Darle la vuelta, subir el horno a 200ºC e introducirlo de nuevo durante otros 30-45 minutos, seguir pintándolo.
  7. Pintar la piel con manteca de cerdo fundida y subir la temperatura a 250ºC para que se dore y quede crujiente la superficie, durante otros 45 minutos, con cuidado de que no se queme.

Te dejamos una receta riquísima para estás navidades

COSTILLAR DE CORDERO RELLENO

  • 1 costillar de cordero lechal deshuesado y sus huesos (o de cabrito) aceite, cascos de cebolla, sal, pimienta
  • Relleno:
  • 1 berenjena
  • 4 dientes de ajo
  • 1 vaso de leche
  • perejil, sal, pimienta

cordero

PREPARACIÓN

Relleno: Cocer la pulpa de la berenjena con los ajos sin pelar en la leche 30 min. Aplastar la pulpa y los ajos pelados con leche. Sazonar y añadir el perejil picado. Salpimentar el costillar y pintarlo con la crema de ajo. Enrollar y atar el costillar para que conserve la forma y dorarlo en el aceite caliente.

Después, en el mismo aceite dorar los huesos y los cascos de cebolla. Tostar pan y untarlo
con relleno para acompañar. Poner de nuevo el costillar en la sartén con los huesos y cebolla y hornear a 200ºC unos 30 minutos. Regar con el vino y continuar la cocción. Retirar la carne y los huesos y pasar la salsa.

Te interesará saber...

?

¿Tiene grasa la carne del cordero?

La carne dek cordero aporta entre un 16% y un 18% de proteínas, 17% a 33% de grasas y entre 225 y 357 calorías por 100 gramos, ya se trate de chuletas, pierna o paletilla, o bien cuello o papada, que son las partes más grasas.