La palabra proviene de la diosa griega del amor: Afrodita, y hace referencia a cualquier sustancia que aumenta el apetito amoroso.


Hablar de alimentos afrodisiacos es más una entelequia que una realidad, aunque la imaginación es uno de los grandes estimulantes sexuales del ser humano. Si pensamos
que un determinado alimento estimula, lo hará.

El comportamiento sexual de las personas requiere un cortejo de seducción, con juego de miradas, complicidad y, como complemento, está la puesta en escena. Aquí es donde entran los alimentos.

Son muchos los productos a los que se les atribuye poderes afrodisiacos, entre ellos, los más populares son:

  • Chocolate. Es uno de los más afamados y sabrosos, sobre todo, el negro. Tiene un efecto energizante y es rico en principios generadores de feniletilamina, que se produce en el cerebro con el enamoramiento.
  • Canela, que proporciona un aroma y un sabor altamente sensual.
  • Pimienta y clavo. Ambos tienen muchos puntos en común y son capaces de excitar nuestro paladar.
  • Marisco en especial las ostras, almejas y mejillones, se ha demostrado que contienen
    sustancias que favorecen la liberación de hormonas sexuales, pero de forma tan insignificante que no tienen acción apreciable sobre la líbido. Sin embargo, su peculiar aroma y la forma de comerlo puede llegar a excitar la pasión.
  • Vino o cava. Su ingestión moderada proporciona un efecto desinhibidor y euforizante.
  • Jalea real, mosca española, ginseng… también se les atribuye efecto afrodisiaco.

En verano, manda el marisco. Es una de las épocas del año en las que más se consume este producto, y ¿por qué? Pues porque es un muy versátil, se puede tomar para picotear o para comer, cocido o en infinidad de recetas en frío ideales para verano, como en ensaladillas o salpicón. Además, el marisco es un alimento muy nutritivo, saludable, ligero, ya que apenas presenta grasas, y que contiene mucha agua, ayudando a nuestro organismo a mantenerse hidratado.

Por ello, desde Aguinamar®, marca de Angulas Aguinaga que contiene una gran variedad de productos del mar, queremos que continúes disfrutando del verano realizando recetas saludables, fáciles y llenas de sabor y nutrientes dando el protagonismo a las colas de langostinos, las cuales contienen ácidos grasos Omega 3 que, entre sus beneficios, ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares. ¿A qué esperas para descubrir las 2 recetas con colas de langostinos cocidos Aguinamar® que te proponemos?

Ensalada de langostinos con verduras

Ingredientes

  • 1 zanahoria
  • 1 pimiento verde
  • 1 calabacín
  • 10 colas de langostinos Aguinamar®
  • 50 gr de anacardos
  • 50ml de salsa de soja al gusto
  • Zumo de media lima

Elaboración
Pelar y trocear en tiras la zanahoria, pimiento verde y el calabacín. Para la salsa, mezclar los 50ml de salsa de soja y media lima. Mezclar en un bol grande las verduras, los anacardos, la salsa de soja y las colas de langostinos Aguinamar®. Si lo deseas, añade especias a tu gusto y sirve, ¡a disfrutar!

Rollitos de colas de langostinos envueltos en papel de arroz

Ingredientes

  • 1 paquete de colas de langostinos cocidos Aguinamar®.
  • 8 obleas de papel de arroz.
  • 6 hojas de lechuga romana.
  • 2 zanahorias ralladas.
  • 4 ramilletes de cilantro fresco.
  • 3 ramilletes de menta fresca.
  • 50g de cacahuetes.
  • Para la salsa: El zumo de 1 lima.
  • 3 cucharadas de salsa de soja.
  • 1 cucharada de vinagre de arroz.

Elaboración
Lavar, pelar y cortar las zanahorias en finas tiras. Cortamos la cebolla en juliana. Enjuagar las hojas de lechuga, menta y albahaca para retirar posibles impurezas y secar. Trituramos los 50g de cacahuetes hasta obtener pequeños trozos que nos aportarán un toque crujiente a nuestros rollitos.

Pasamos a hidratar las obleas de arroz remojándolas en agua fría, entre 30 y 40 segundos cada una. Para montar los rollitos, colocamos la oblea hidratada sobre un plato. Encima incorporamos una hoja de lechuga, la zanahoria rallada, unas hojitas de cilantro y menta, un poco de cacahuete triturado y 2 colas de langostinos cocidas de Aguinamar®.

Cerramos las obleas doblando un borde sobre el relleno y a continuación, plegando los extremos laterales del papel de arroz y lo enrollamos sobre sí mismo. Para la salsa, mezclamos en un cuenco el zumo de 1 lima, las 3 cucharadas de soja y la cucharada de vinagre de arroz. ¡Y a disfrutar!