Buenafuente y Silvia Abril, el matrimonio más gamberro de los Goya con su hija como talismán

La primera pareja sentimental que ha presentado los Goya lo hizo con una persona muy especial entre el público, su hija Joana. 

Este sábado, durante la ceremonia de entrega de los Premios Goya, no era la primera vez que Andreu Buenafuente y Silvia Abril trabajaban juntos, de hecho su amor se forjó sobre un plató de televisión cuando la actriz representaba uno de sus personajes más recordados: la niña de Shrek.  Eso sí, esta vez se enfrentaban a su mayor reto y lo hacían con nota y en clave de humor. La primera pareja sentimental que presentaba los Goya tenía el mejor talismán entre el público: su hija Joana. 

Leer más: Las anécdotas de la gala de los Premios Goya 2019

8El primer matrimonio que presenta la gala

Llevan casados desde 2017 y se han convertido en el primer matrimonio que se sube al escenario de los Goya para conducir la gala. Su relación comenzó en 2007 y cinco años más tarde, nació su única hija, Joana. 

7Su historia de amor

La pequeña pantalla ha sido testigo de los inicios de su romance. A pesar de su natural discreción, todo comenzó entre las maratonianas jornadas de grabación en televisión, cuando Andreu fichó a la actriz para su programa, Buenafuente. En la actualidad, la humorista continúa haciendo colaboraciones en Late Motiv. La familia lleva una vida tranquila en la localidad barcelonesa de Cabrera de Mar donde se ha criado la actriz.

6Una noche de humor dedicada a su hija

Antes de cerrar el telón y despedirse del público, Andreu y Silvia quisieron dedicar esta noche tan especial a su pequeña que este año cumplirá siete años. Antes de comenzar la gala, el presentador aseguró a la prensa que no necesitaba amuletos, ya que entre el público estaba su hija que les daría suerte.

5El debut como presentadora de Silvia en los Goya

Esta 33 edición de los Goya, que ha tenido lugar en Sevilla, ha supuesto el debut para la catalana. Se mostraba encantada de aceptar este reto ya que iba de la mano de un maestro de ceremonias de excepción que ya había presentado en dos ocasiones anteriores la gala, en 2010 y 2011. Sin duda, esta vez Andreu lo recordará de manera más especial.

4La gala: ¿Un deporte de riesgo?

Antes de comenzar la ceremonia, la pareja tuvo tiempo de atender a la prensa y aseguró que se sentían como «salmones contracorriente» y que no eran ellos los que pensaban que presentar la gala se trataba de un «deporte de riesgo». 

3Muchas risas sobre el escenario

Un tándem de éxito para un cometido difícil que siempre es foco de las críticas. La pareja comenzó la ceremonia con un divertido vídeo en el que huían después de haber arruinado la mayor fiesta del cine español. «Os está buscando el cine español, no habéis estado a la altura», les decían. 

2Uno de los momentos más aplaudido

Su discurso inicial cargado de humor fue uno de los momentos más aplaudidos de una noche ágil y que convenció al público. «Hemos vuelto a superar los cien millones de euros por quinto año consecutivo, lo que para Amancio Ortega sería un mal fin de semana», aseguraban respecto a la recaudación del cine español en 2018.

1Los Goya no son «un marrón»

En declaraciones al diario La Vanguardia afirmaban días antes de la necesidad de «quitar presión de todo lo ajeno» a esta gran fiesta. Añadían que para ellos no suponía «un marrón». 

Más información: Penélope Cruz reina en la alfombra roja de los Goya