Victoria de Suecia publica una nueva foto por sus diez años de matrimonio con Daniel Westling. Romántica, enamorada… ¡y guapísima!


Este 19 de junio se cumplen diez años desde que Victoria de Suecia y Daniel Westling se dieron el ‘sí, quiero’ en la catedral de San Nicolás de Estocolmo. Culminaban así ocho años de noviazgo, que no siempre fue fácil. Es más, la pareja tuvo que superar muchas trabas para poder vivir su amor, empezando por la oposición inicial del padre de la princesa, el rey Carlos Gustavo. El joven era el entrenador personal de la heredera y no tener sangre azul suponía un inconveniente. Pero los tiempos ya habían cambiado y Victoria no hacía sino sumarse a una nueva ola de la realeza, en la que todos los herederos eligieron a sus parejas entre el pueblo y exclusivamente por amor.

Hace unos días la Casa Real de Suecia publicaba una serie de fotografías con motivo de este aniversario. Ante el objetivo de Elizabeth Toll, Victoria y Daniel posaban sonrientes, relajados y, sobre todo, muy enamorados. Un posado con tres cambios de ropa realizado en diferentes escenarios de su residencia oficial, el palacio de Haga, en sus hermosos jardines y en el clásico Pabellón de Gustavo III. Todo ello para resaltar el romanticismo que emana el matrimonio una década después de su boda.

En estos años han sido padres. Dos hijos, la princesa Estelle, de ocho años, y el príncipe Oscar, de cuatro, han llevado la felicidad a su hogar. La antaño nostálgica Victoria, que tuvo que superar momentos difíciles tras reconocer que sufría anorexia, ahora presume de una sonrisa abierta y relajada. Por otra parte, no le importa mostrarse como una mujer ‘normal’, fuera de protocolos regios, y dedicar cariñosos gestos a su marido. También como madre, por supuesto.

Este viernes, coincidiendo exactamente con el décimo aniversario de su enlace, la Casa Real ha vuelto a publicar una foto nueva. En esta Victoria y Daniel posan en un entorno natural, de nuevo en sus bellos jardines, en el que se aprecia un riachuelo y el mencionado pabellón al fondo. Por otra parte, llama especialmente la atención el nuevo look de la princesa heredera. Espectacular vestida con un traje largo con bordados florales, Made in Sweden, la joven está muy favorecida luciendo su melena suelta, ondulada y ladeada sobre un hombro. Un broche en el pelo termina de rematar el estilismo con gracia y coquetería.

Victoria de Suecia suele llevar siempre el pelo recogido en un sencillo moño, o como mucho en coleta. Esta nueva imagen le queda realmente bien y además le resta años. Aunque a sus 42 eso no debería preocuparle demasiado. Su sonrisa lo dice todo y estos diez años de matrimonio le han sentado de maravilla. ¡Felicidades!