La princesa Victoria de Suecia últimamente acierta de pleno con sus estilismos. En su última aparición ha vuelto a dar una alegría vestida de la cabeza a los pies en color monocromo verde, con el que estaba muy favorecida. Un look de tendencia compuesto de blusa de tirilla con escote a pico junto a una falda larga plisada. Además acudía a un acto de lo más divertido, donde pudimos comprobar el buen humor de la heredera escandinava.

victoria de suecia, daniel westling
Gtres.

Victoria asistió con su marido, Daniel Westling, con quien en los últimos meses ha incrementado notablemente sus compromisos oficiales conjuntos. Muchos dicen que para acallar los rumores de crisis de pareja (que ellos mismos se encargaron de desmentir el pasado febrero a través de un comunicado) y otros simplemente para acercar más al pueblo a la figura de su esposo, futuro consorte de la princesa cuando se convierta en reina.

Se trataba de un seminario desarrollado por la Fundación de la Pareja de Príncipes Herederos y tuvo lugar en la Biblioteca Bernadotte del Palacio Real de Estocolmo. Su título: «La perspectiva de los jóvenes sobre el significado del movimiento para la salud».

victoria de suecia
Gtres.

Es por eso por lo que se justifican estas sorprendentes imágenes, en las que observamos a una princesa Victoria muy suelta, realizando ejercicios junto a otros compañeros, a menudo entre carcajadas. No hay duda de que la risa es salud.

En cambio su esposo permaneció en un segundo plano más comedido y compartiendo mesa con otras invitadas al singular evento. El propio Daniel Westling es un abanderado del ejercicio físico (conoció a la princesa cuando regentaba un gimnasio en la capital sueca) y ha hecho de ello una causa importante de su trabajo en la realeza.