Los reyes Abdullah y Rania de Jordania ofrecieron un almuerzo en el palacio real de Ammán al príncipe Carlos de Inglaterra y su esposa, Camilla, duquesa de Cornualles. La pareja real británica ha iniciado en el reino hachemita, donde estarán tres días de visita oficial, su gira por los países del Golfo. El encuentro entre Rania y la duquesa de Cornualles fue muy afectuoso como corresponde a dos buenas amigas.

Las relaciones entre las casas reales de Jordania y Gran Bretaña son excelentes, sin olvidar que la madre del rey Abdullah, la princesa Muna, es inglesa de nacimiento y que el soberano hachemita pasó parte de su infancia y adolescencia en Londres, donde estudió y cursó su carrera militr en la Academia de Sandhurst. La reina Rania parece haber recuperado el protagonismo de tiempo atrás, tras una temporada de perfil bajo por las revoluciones árabes que también afectaron a Jordania. En los próximos dos días ella será una perfecta anfitriona para su buena amiga Camilla. Además, los reyes jordanos pudieron felicitar personalmente al príncipe Carlos por el futuro nacimiento de su primer nieto, que será una niña según ha desc¡velado la propia Kate Middleton en su última aparición en público.

rania de jordania y carlos de inglaterra

El cordial saludo entre Rania y el príncipe Carlos de Inglaterra.