Abdalá y Rania de Jordania han estado la pasada semana de visita oficial en París, donde ademas de ser recibidos por el presidente Hollande, la reina hachemita visitó la sede la UNESCO para reunirse con la Directora General, Irina Bokova, y debatir sobre la educación en Jordania. En la capital gala, Rania volvió a destacar por su elegancia y estilo. Tras cumplir con sus obligaciones oficiales, los Reyes regresaron a Jordania donde este fin de semana han podido celebrar en familia el cumpleaños de sus dos hijas.

Además de Salma e Imán los reyes tienen otros dos hijos: Hussein, de 20 años, el heredero al trono jordano y Hashem, de nueve.

Francia

Rania, muy elegante, en su visita al Elíseo saludando al presidente francés François Hollande.