Tras el regreso en solitario de la princesa Letizia a Madrid -viajó en un vuelo regular con de la infanta Elena que también volvió ese día- mientras el príncipe Felipe y sus hijas, las infantas Leonor y Sofía, se quedaban en Marivent con su padre y su abuela doña Sofía, volvieron a surgir los rumores de la posibilidad sobre la crisis matrimonial. En ningún momento se reveló la naturaleza del comentado “compromiso” motivo utilizado por las fuentes oficiales para excusar la ‘precipitada’ marcha de la princesa de Asturias.

No faltó quien justificara esta partida de Letizia Ortiz con supuestos preparativos de sus “vacaciones privadas” de cada verano, pero lo cierto es que desde Zarzuela no han precisado cuál era su compromiso. Ha llamado poderosamente la atención lo corta que ha sido la estancia de la princesa en Mallorca, a donde llegaba el pasado viernes (otras fuentes apuntaban al martes, pero no se ha podido concretar este extremo ni hay documentos gráficos que lo acrediten). 

infanta

Esta foto realizada el pasado viernes 2 de agosto contó con la presencia de los nietos de la reina Sofía, pero faltaba la infanta Cristina, con quien dicen  los príncipes de Asturias están evitando fotografiarse.

Ese mismo viernes se producía un informal posado de los príncipes de Asturias, sus hijas, Leonor y Sofía, y la infanta Elena, con los suyos, Froilán y Victoria, además de los hijos de la infanta Cristina. Tenía lugar en torno a las 19.30 horas de la tarde, una hora que a la periodista Carmen Rigalt, en ese momento en directo en Sálvame, le parecía un tanto insólita y, quizás, desafortunada.

 

almudaina

Los príncipes Felipe y Letizia han pasado juntos apenas cinco días en Palma de Mallorca, lo que ha llamado poderosamente la atención de los medios de comunicación. Aquí les vemos en la cena de la Almudaina.

felipe

El príncipe Felipe, en la entrega de premios de la Copa del Rey.

El sábado volvía a llamar la atención que el príncipe Felipe acudía solo a la entrega de los premios de Vela, que él justificaba diciendo, de forma espontánea, «lo mejor es quedarse en familia (….). Alguien tiene que quedar con las niñas», aunque esta explicación no le resultó convincente a una gran parte de la prensa.

letiziaortiz

Las imágenes más esperadas: un día en la Granja.

El lunes día 5 se producía un esperado posado de los príncipes de Asturias y sus hijas, que acudieron a la Granja de Esporles, situada en pleno corazón de Mallorca, en la Sierra de Tramontana. Con estas fotos, en la que dieron una imagen familiar y distendida se apagaba el fuego de la polémica de algunos reporteros gráficos y periodistas que habían criticado las pocas concesiones que estaba haciendo la familia para que ellos pudieran trabajar y hacer crónicas que otros años habían sido posibles porque se habían prodigado más en público.

El día 6, en la tradicional cena de la Almudaina con las autoridades insulares los príncipes de Asturias volvían a aparecer con los reyes y la infanta Elena, pero de nuevo, el día 7, las alarmas volvían a saltar cuando Letizia regresaba a Madrid sin el príncipe y sus hijas.

Las infantas se reunirían con su madre, la princesa de Asturias, apenas dos días después, cuando viajaron con su abuelo el rey desde Mallorca a Madrid, mientras que el príncipe de Asturias decidía, para sorpresa general, quedarse en Palma, cerca de su madre, la reina doña Sofía.

Estas vacaciones en solitario de Felipe en Mallorca tampoco contribuyen a acallar rumores sino que más bien los avivan. Letizia en Madrid, en La Zarzuela, con las niñas; y Felipe en Son Vent, su residencia dentro del complejo de Marivent, con su madre, la reina. Poco podía preverse un arranque tan atípico de vacaciones de verano pese a los antecedentes previos, por lo que los rumores no hacen sino crecer.

Muy llamativas han sido las declaraciones de Mariángels Alcázar en El programa de Verano, quien sigue afirmando contundentemente que la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin no están viviendo ninguna crisis y que no hay riesgo de separación. Sin embargo, en lo que concierne a Felipe y Letizia no lo tiene tan claro: «El hecho de que Letizia se haya ido a Madrid sin Felipe puede significar todo o no significar nada. Puede que haya una crisis de pareja, o una crisis de la labor que ellos ocupan como príncipes de Asturias. O puede que no sea nada en absoluto». 

El tiempo tendrá la última palabra…

Así toda la atención está puesta ahora sobre el príncipe de Asturias y su inminente viaje a Paraguay, donde el martes 13 representará a la Corona en la toma de posesión del nuevo presidente Horacio Cartes.