La reina de Holanda ha causado sensación en su segundo día de visita oficial a Alemania, donde ella y su marido han acompañado a una delegación de empresarios de su país con la intención de estrechar lazos económicos. Ayer visitaron el museo Mercedes-Benz de la ciudad de Stuttgart, donde, de nuevo, conquistó a los asistentes.

En su segundo día de visita, Máxima lució el mismo vestido que hace tres semanas en un acto celebrado en LA HAYA para luchar contra la homofobia. La reina de la casa Orange ha optado en estos dos días de visita a Alemania por looks con colores muy intensos, aplaudidos por la prensa local, como veíamos AYER.

En cualquier caso, ha sido llamativo que Máxima repita modelo en tan poco tiempo, pero se ve que las princesas Europeas también quieren dar una imagen de austeridad, al igual que la princesa Letizia, que suele repetir habitualmente prendas que, en ocasiones, combina de formas diferentes.

A su regreso a Alemania, muy satisfecho por el resultado de la visita, Guillermo de Holanda dijo a la prensa local: «Nos encantaría volver».

maxima de holanda

Los reyes holandeses posan ante uno de los coches históricos del museo Mercedes-Benz.

maxima de holanda

 Máxima cautivó por su simpatía y así lo destacó la prensa local.

maxima de holanda

 

 

Los reyes de Holanda durante su recorrido de la ciudad alemana.

reyes de holanda

 

Guillermo y Máxima disfrutaron mucho con un simulador de vuelo.