La reina Máxima de Holanda, de 50 años, muestra en su visita a La Gran Manzana que aún debe llevar una férula tras fracturarse su mano derecha.


Hace unos días la reina Máxima de Holanda presidía junto a su marido el Rey Guillermo la solemne apertura del Parlamento. Una cita de pompa y tiros largos para la que nos preguntábamos si la soberana ya estaba recuperada de la fractura en su mano derecha. Entonces se puso guantes y a primera vista no se atisbaba por ninguna parte la férula que llevaba desde hacía unos días. Pues bien, ya podemos confirmar que el apósito sigue ahí.

Casa Real Países Bajos.

Máxima de Holanda ha viajado a Nueva York para asistir a una de sus habituales reuniones como embajadora especial de Naciones Unidas en el Desarrollo Financiero Inclusivo. La reina presentó su informe anual ante el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, en el marco de la 76ª Asamblea General de dicho organismo.

La soberana nunca falta a su cita. Incluso aunque esté lesionada, como es el caso. Y es que Máxima volvió a sacar a la palestra esta ortopedia, destinada a paliar el dolor tras sufrir una pequeña fractura el pasado verano, tal y como informó el Gobierno de los Países Bajos. Cuando se la descubrimos en otro compromiso oficial, entonces también nos llamaron la atención las marcas rojas de heridas en la palma de su mano.

Casa Real Países Bajos.

En esta ocasión hemos podido ver la férula al completo, y observamos que le cubre la muñeca hasta medio antebrazo, además de sujetarle el dedo anular. Este tipo de roturas suelen requerir bastante tiempo hasta su completa recuperación, a la que se suele añadir un periodo de rehabilitación para recuperar del todo la movilidad de la zona. Esto no le impide a Máxima realizar sus tareas.

De hecho, la reina aprovechó su estancia en La Gran Manzana para reunirse también con representantes de Indonesia, Senegal, Vietnam y Costa de Marfil para discutir sobre estos asuntos.

Casa Real Países Bajos.

Máxima ‘combinó’ su férula con un bonito vestido de Valentino, plisado y un estampado geométrico de aire retro.

La reina de los Países Bajos alerta de que la situación de muchas personas vulnerables ha empeorado con la Covid: «Mucha gente está en peligro. Les faltan los suficientes ahorros como para mantenerse durante un tiempo prolongado sin empleo. Y carecen del acceso al crédito y la inversión adecuados para mantener sus negocios a flote o expandirlo», escribe en su informe.