maxima1

La reina de los holandeses recurrió nuevamente a la pamela como complemento.

Los reyes de Holanda han pasado el verano en su espectacular casa de Kranidi, en Grecia, aunque sus vacaciones no han escapado a la polémica tras saberse que el gobierno había pagado medio millón de euros por terrenos circundantes a la casa para levantar una valla, unos terrenos cuyo valor no excedía los 35.000 euros. Este gasto no ha sentado muy bien a los holandeses, aunque ni por parte del gobierno ni de la Casa Real ha habido más explicaciones.

Tras sus vacaciones, los reyes Guillermo y Máxima de Holanda retomaron su agenda oficial celebrando en Maastrich el bicentenario de la creación del reino de los Países Bajos. Un ocasión histórica que compartieron con sus buenos amigos, los reyes Felipe y Matilde Bélgica y los grandes Enrique y María Teresa de Luxemburgo, así el presidente de Alemania, Joachim Gauck y su pareja, Daniela Schadt. Los actos festivos se celebraron en la espectacular plaza del mercado de Maastrich y todos los asistentes pudieron degustar los platos típicos de la zona.