Marie de Dinamarca, en esta ocasión con look  total en azul marino, tiene su propia agenda oficial al margen de la de su marido, el príncipe Joaquín, y como su cuñada, la princesa Mary, está habitualmente repleta de compromisos. Cuando en alguno de ellos coinciden las dos princesas, la rivalidad y las comparaciones son casi inevitables, aunque hay que decir que el resultado suele acabar en tablas. Además, Mary y Marie son buenas amigas y comparten gustos, aficiones y tendencias, no en vano solo se llevan cuatro años. La heredera danesa celebrará su 41 aniversario el 5 de febrero, y un día después, la princesa Marie cumplirá 37.

La princesa danesa, con un grupo de niños y jóvenes que participaron en el concurso organizado con motivo del 40 aniversario de la Convención del Patrimonio Mundial.