La reina Margarita de Dinamarca ha dado positivo en coronavirus, según ha anunciado hoy la Casa Real danesa. La soberana, de 82 años, acaba de regresar de los funerales de Isabel II en Londres, donde destacó entre una veintena de monarquías en compañía de su primogénito y heredero, el príncipe Federico. La princesa Mary no estaba invitada por el protocolo.

Funeral Reina Isabel II
Gtres

Tras la muerte de su homóloga británica, la monarca danesa se ha convertido en la Jefa de Estado con más años de reinado a sus espaldas. Exactamente, cincuenta. Un Jubileo de Oro que precisamente acaba de celebrar en medio del duelo por Isabel II (aunque en una versión más reducida justo a causa de esta triste circunstancia).

El comunicado oficial revela que la reina Margarita dio positivo en la tarde de ayer y que ahora se encuentra en el palacio de Fredensborg. Sus actividades de agenda durante esta semana han sido canceladas.

reina margarita de dinamarca
Gtres.

El evento de gala que está previsto para la tarde del próximo viernes en el palacio de Christianborg con el Gobierno, el Parlamento danés y los miembros daneses del Parlamento Europeo lo abordarán en su nombre el príncipe Federico y su esposa, la princesa Mary.

Margarita de Dinamarca
Gtres

La soberana, que subió al trono en 1972 a la muerte de su padre, también estaba emparentada con la reina Isabel de Inglaterra, al igual que muchas de las otras Casas Reales europeas, como la española. Londres fue el pasado lunes 19 de septiembre un cónclave histórico que reunió a unos 2.000 invitados, 500 de ellos pertenecientes a la realeza y altos mandatarios internacionales.

Margarita de Dinamarca podría haberse contagiado durante esos días en Reino Unido. La nota de la Casa Real no informa sobre su estado actual, sus síntomas o cualquier otra cuestión relativa a su salud más allá del dato de su positivo. En su familia ya han pasado el Covid otros miembros como su nieto y futuro rey, el príncipe Christian, y su nuera la princesa Mary. La propia Isabel II se contagió el pasado febrero, y a sus casi 96 años entonces, superó la infección.