El 6 de enero fue un día intenso para los Reyes. Por la mañana, acudían a la celebración de la Pascua Militar, la primera como soberanos, y a la que por primera vez no acudieron ni don Juan Carlos y doña Sofía. Los Reyes presidieron el acto y a continuación la recepción en el Palacio Real. Pero tras sus compromisos oficiales vino la celebración familiar del día de Reyes junto a sus hijas, la princesa de Asturias, Leonor y la infanta Sofía. Como cualquier familia, las niñas disfrutaron junto a sus padres de su día más especial y seguro que cargado de regalos.

familia-real-coche

Don Felipe era quien conducía el coche y la princesa de Asturias y la infanta Sofía iban detrás

Por la tarde, como ya es tradicional desde hace años, toda la familia real se trasladó en un coche conducido por el Rey hasta la casa de Jesús Ortiz, padre de la Reina,  y de su mujer, Ana Togores, donde las niñas recogieron sus regalos y donde celebraron la tradicional merienda de Reyes.

A la salida de la casa, los Reyes saludaron a los medios que les esperaban y a la gente. En una de las fotos podemos ver la carita de felicidad de la Princesa de Asturias, que seguro había recogido sus regalos de casa de su abuelo.

felipe-y-letizis-coche3

Los Reyes estaban muy sonrientes a la salida del domicilio de Jesús Ortiz

feliope-y-letizis-coche4

La Reina saluda, mientras la princesa Leonor, que va detrás, soríe feliz tras haber recibido sus regalos de Reyes