La pareja real ha cambiado completamente de actititud desde su proclamación el pasado 19 de junio, sobre todo la Reina, que ha «renacido» y está más feliz y segura de su papel que nunca. Si antes se mostraba algo lejana y era difícil verla sonreír de forma espontánea, ahora da rienda suelta a su felicidad, en cualquier momento, mostrándose relajada y siempre sonriente. Escenas como las que muestran estas fotos, con esa cercanía con la que aparece con el Rey, eran fracamente difíciles de captar hace apenas un año.

Los Reyes, pese a su importante responsabilidad institiucional y al peso del cargo que ocupan, parece que además han mejorado también en su relación de pareja, mostrándose hoy más cercanos y enamorados que nunca.

Hace ya más de 10 años de su matrimonio, una unión que hoy parece más sólida que nunca. Al margen de la responsabilidad que ocupan Felipe y Letizia han conseguido no variar mucho su preciada ‘vida personal’ y siguen haciendo las mismas cosas que cuando eran Príncipes de Asturias: van al cine, salen a cenar con amigos, hacen sus escapadas como cualquier pareja normal. A la vista de estas fotos parece que el hecho de ser Reyes les ha unido aún más.

reyes2

La Reina Letizia sonrie cómplice al Rey en la visita que esta mañana hicieron al Centro de Tetrapléjicos de Toledo

reina2

Letizia saluda sonriente a una de las personas ingresadas en el Centro de Tetrapléjicos de Toledo

reyes3

La Reina se hizo un «kate middleton» y (lo nunca visto) probó suerte jugando al ping-pong