Los reyes Felipe y Letizia llegaron a Roma sobre las once de la mañana, en lo que ha sido su primer viaje internacional como reyes. Desde el aeropuerto se trasladaron en coche al Vaticano donde a las doce estrechaban la mano del Papa Francisco. Ha sido un encuentro muy cordial en el que el Papa, argentino de nacimiento como es sabido, ha hablado lógicamente en español a nuestros reyes. Felipe le ha reiterado el deseo de que visite España en 2015 con motivo del Año Jubilar.

reyes-francisco-2

Un momento de la audiencia en la que el Rey expresó al Papa su deseo de que visite España el año próximo.

francisco-letizia

La Reina lució un sastre blanco con bordados en las mangas, aunque no se cubrió la cabeza ni con velo ni con una mantilla.

felipe-y-letzia-vaticano

Los Reyes con el Secretario de Estado en la Santa Sede, Cardenal Pietro Parolin

Letizia, como reina católica, hizo uso del privilegio de vestir de blanco ante el Papa y eligió un sastre blanco, con el largo por debajo de la rodilla como marca el protocolo, con bordados en la manga y complementos a tono. Un look correcto que, sin embargo, defraudó las expectativas de que hubiera lucido alguna de las maravillosas mantillas blancas propiedad de la Corona española.

felipe-letizia-llegada

Los reyes a su llegada al Vaticano solo unos minutos antes de su encuentro con el Papa.

reyes-de-espalda

Esta vez, la reina Letizia no se cogió del brazo de su marido como suele hacer habitualmente.