Como cada año por estas fechas, Sus Majestades han recibido a los Embajadores y personal diplomático con credenciales en nuestro país. Y qué mejor sitio para ello que el Palacio Real de Madrid, al que han acudido alrededor de 250 invitados. El acto ha comenzado con un besamanos presidido por Don Felipe y Doña Letizia. Junto a ellos permanecían de pie el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, ambos con sus respectivas esposas.

Reyes de España

Tras los saludos, celebrados en la Saleta Gasparini, los Reyes y sus invitados pasaron al Salón del Trono. El Nuncio Apostólico de Su Santidad el Papa, monseñor Renzo Fratini, como decano del cuerpo diplomático acreditado en España, ofreció unas palabras de cortesía, seguidas por el discurso de Don Felipe, que comenzó dedicando «un recuerdo lleno de emoción a las víctimas de los ataques terroristas que han golpeado en diversas partes del mundo» y al compromiso de nuestro país en su erradicación.

Reyes de España
Los Reyes, saludando a la embajadora de Lituania, Skaistė Aniulienė.
Reyes
Con el embajador de Corea del Sur y su esposa.
Reyes de España
Aspecto del Salón del Trono con los Reyes y sus invitados.

El Rey Felipe hizo un repaso por los diversos continentes, poniendo especial énfasis en nuestro entorno europeo: «Somos conscientes de que el proyecto europeo es hoy puesto en cuestión (…) Es tiempo para una mejor Europa, no para deshacer lo mucho y bueno construido, ni para retroceder (…). Sabemos bien dónde nos llevaría el camino de retorno: a una Europa egoísta y ensimismada, de nacionalismos enfrentados, con más fronteras y barreras a la prosperidad, a la movilidad de nuestros ciudadanos y a la circulación de bienes e ideas. Ese es un lugar al que no deseamos volver».

Reyes de España
El Rey Felipe, durante su discurso y ante la mirada de su esposa.
Reyes de España
Felipe y Letizia, atendiendo las palabras del Nuncio del Vaticano, con las que ha comenzado el acto.
Reyes
La Reina ha lucido un antiguo vestido de Felipe Varela. Todos los detalles en nuestro blog El Vestidor de Letizia.

Después de sus palabras, la recepción finalizó con el habitual cóctel en la Sala de Columnas del Palacio Real, al que la prensa no estaba invitada.

Reyes de España

Los Reyes, dirigiéndose al Salón del Trono tras el besamanos.