Allí fueron recibidos por las autoridades locales pero fue la gente del pueblo la que les recibió calurosamente. Doña Letizia no tuvo problema en acercarse y saludarles, tal y como hace últimamamente.

La princesa se protegía del frío con un abrigo color camel. Debajo llevaba chaqueta de tweed, pantalones negros y sus ya clásicos botines negros con plataforma.

La princesa se acercó a saludar a algunas de las cientos de personas congregadas en los alrededores del Ayuntamiento de la localidad

Letizia, muy cariñosa, salundando a los vecinos de Alcañiz

La princesa se protegía del frío con un abrigo camel y una chaqueta de twed que llevaba por debajo

Los príncipes, saludando desde el balcón del consistorio