Los príncipes que se interesaron por las últimas novedades editoriales, no quisieron dejar la oportunidad de comprar algunos libros infantiles para sus hijas, las infantas Leonor y Sofía. La Princesa llevaba un atuendo muy veraniego, con top de seda amarillo y sin mangas y unos pantalones de tono piedra.