La cita, que servía para galardonar a los mejores deportistas del ejercicio de 2015, pese a que se entreguen en 2017, nos ha proporcionado una imagen ya algo inusual, y es la presencia de los cuatro Reyes juntos en un acto oficial. Don Felipe y Doña Letizia, y Don Juan Carlos y Doña Sofía han compartido esta importante entrega, en la que los galardones llevan sus propios nombres, de ahí a que procuren no faltar.

Reyes de España
Los Reyes, dispuestos ante algunos de los trofeos de la jornada.

Coincidía justo en medio de la polémica originada por las noticias que relacionan supuestamente al monarca emérito con Bárbara Rey, lo que ha sido objeto de varias exclusivas en Ok Diario y hasta de especiales debates televisivos. Por ello hoy todas las miradas se dirigían hacia Don Juan Carlos, y colateralmente, hacia la Reina Sofía.

Letizia y Sofia

Sin embargo, ella ha actuado con su proclamada profesionalidad: serena, siempre sonriente. Y en ello ha encontrado en su nuera, la Reina Letizia, una perfecta aliada. Siempre que ambas coinciden en público lo dejan patente, no es nada nuevo, charlan, intercambian algún comentario… pero quizás esta mañana los gestos cobraban un especial significado. Y se han apoyado mutuamente.

Letizia y Sofia

Por lo demás, el acto se ha desarrollado con total normalidad, como no podía ser de otro modo. En él se han galardonado a grandes nombres de nuestro deporte, tanto personas como entidades, en unos premios que concede el Consejo Superior de Deportes.

El Rey Felipe ha entregado el trofeo que lleva su nombre al patinador Javier Fernández (quien no ha podido asistir); la Reina Letizia lo ha hecho a la saltadora de altura y campeona olímpica Ruth Beitia; el Rey Juan Carlos ha distinguido a la tenista Garbiñe Muguruza (tampoco estaba por encontrarse compitiendo en Australia); y la Reina Sofía al futbolista Andrés Iniesta, por su contribución especial a la erradicación de la violencia en el deporte.

Letizia y Ruth Beitia
La Reina, muy sonriente con Ruth Beitia.

Entre el resto de premios destacan dos con los nombres de Princesa Leonor e Infanta Sofía, quienes aún no acuden a este acto por ser demasiado pequeñas, y por esta causa son sus padres quienes se ocupan de darlos. En este caso, el primero ha ido destinado al deportista menor de 18 años que más haya destacado durante el año, y que ha sido para Jesús Tortosa.

El de Sofía se otorga a la persona o entidad que por su propia actuación deportiva o por el fomento de la actividad de otros haya destacado especialmente en la difusión y mejora de la actividad deportiva entre los discapacitados físicos, psíquicos o sensoriales, y en esta edición ha ido a parar a Miguel Carballeda.

Rey Juan Carlos

El Rey Juan Carlos, que aún debe apoyarse en un bastón a consecuencia de su lesión de cadera, de la que ha sido operado en varias ocasiones, también retomó su agenda oficial y se mostró más cercano con su hijo, el Rey Felipe. 

Tras la entrega de los trofeos, los cuatro Reyes ofrecieron una recepción en el patio del palacio, donde se les pudo ver mezclados distendidamente entre los deportistas y con su mejor cara. Espíritu deportivo. 

Reina Sofia y Andres Iniesta
La Reina Sofía ha entregado el premio que lleva su nombre al jugador Andrés Iniesta.