letizia1
Letizia y Cristina, en una foto de archivo. En la actualidad hay un abismo entre ambas cuñadas, a consecuencia de la situación que atraviesan la infanta y su marido.

Desde hace mucho tiempo se da por hecho que la relación entre Letizia y Cristina no es precisamente buena, aunque, como es lógico, no tendremos la oportunidad de que ninguna de las dos se pronuncie al respecto. Para entendernos: no son personajes de ‘Sálvame’. Sin embargo, ayer, en un artículo firmado por Ana Romero, en El Español, se afirmaba que la hija menor de los reyes Juan Carlos y Sofía atribuye a su cuñada y al jefe de la Casa Real, un ‘ensañamiento’ con ella.

Según afirman, la reina Letizia y Jaime Alfonsín son los responsables de ciertas medidas que se habrían tomado contra la reina Cristina. En cualquier caso, lo cierto es que Cristina y su marido están apartados de la Casa Real, tras el bombazo informativo que supuso el estallido del Caso Nóos en 2011 en el que ambos están imputados.

Este caso ha perjudicado seriamente a la imagen de la institución y desde entonces se han dado pasos para desligarla por completo de este caso de corrupción. Felipe y Letizia han hecho un duro trabajo para mejorar la percepción que se tiene de la Monarquía y a juzgar por las encuestas han tenido éxito en el empeño. En efecto, la institución se está modernizando con bastante rapidez y ellos están cumpliendo a la perfección con su cometido. También su imagen pública personal está reforzada y para el recuerdo quedan los rumores de crisis que llevaron a la Casa Real a admitir que la pareja tenía altibajos como cualquier otra.

Según el mencionado artículo, a la infanta Cristina le ha parecido ‘muy humillante’ la forma en que están siendo tratados por la Casa Real. Por ejemplo, se le atribuye a Letizia y a Alfonsín el haber cancelado una reunión familiar que, supuestamente, había gestado el rey Juan Carlos, basándose en la premisa de que no se verían por Navidad, para el pasado mes de noviembre.

Ante la perspectiva de que Iñaki Urdangarin pueda ser condenado a una pena de cárcel (piden 19 años y medio de pena) y al hecho de que Cristina se siente en el banquillo, aunque pueda ser exonerada de ser juzgada si se le aplicase la doctrina Botín, la Casa Real ha establecido lo que, en El Español, denominan ‘un cordón sanitario’ para evitar que salpique a la institución.

En esta difícil situación, en la que por mucho que se les aparte de la institución, Cristina e Iñaki, así como sus hijos, siguen siendo la familia de los reyes Felipe y Letizia, han intentado mediar la reina Sofía, quien en verano ha hecho de catalizador para que sus nietos estén juntos, y el rey Juan Carlos, según el mencionado artículo.

letizia
Letizia, con sus cuñadas, Cristina y Elena, en una imagen que es difícilmente repetible en público.