Letizia estaba como pez en el agua y pocas veces la vemos tan sonriente. Sin duda la princesa se siente más motivada o ilusionada en participar en temas que hacen referencia a la profesión que tanto le gustaba y que ejerció hasta pocos meses antes de casarse, hace ahora 10 años.

La princesa no ha dudado en acercarse a un grupo de niños que la esperaban y se dejó fotografiar con cámaras y móviles, sin perder en ningún momento la sorisa.

Letizia llevaba un pantalón pitillo azul, zapatos en tono dorado y un trench para protegerse de la lluvia.

letizia-paraguas

La princesa, es recibida por las autoridades a su llegada a San Millán de la Cogolla ante una intensa lluvia.

letizia1

letixia-niños

Letiiza, muy cariñosa con los más pequeños

letizia-saludando

letiizia-mesa