A las 20:30 de la noche los Reyes debían entrar en la sede histórica del diario ABC en Madrid para asistir, como hacen cada año, a la entrega de sus premios periodísticos: el Mariano de Cavia, Luca de Tena y Mingote. Es una cita en la que nunca fallan. Sin embargo, a última hora de la tarde los planes han cambiado. Y el Rey Felipe ha tenido que cancelar su presencia. 

La Reina, junto a los galardonados y la presidenta-editora de ABC, Catalina Luca de Tena, entre otros.

Entonces la Reina ha tomado el testigo y representarle en solitario en esta gala, que se desarrolla entorno a una cena y en la que el monarca ofrece un discurso. Letizia así lo ha hecho, comenzando sus palabras de esta forma: «Buenas noches. Querría primero trasladarles todo el afecto del Rey, que no puede hoy acompañarnos por razones que -estoy segura- todos comprenden».

«Por mi parte, estoy encantada de acudir a estos premios casi centenarios del diario ABC para honrar la labor de nuestros tres galardonados y, por extensión, para recordar la vigencia de que la prensa -el periodismo, los periodistas- sea, seáis, esa referencia estable y rigurosa». Esta edición, los premiados son el director de cine José Luis Garci, Cristián Zegers y Andrés Rábago “El Roto”.

La Reina Letizia ha lucido un look en color ciruela con un nuevo mono.

En esta ocasión, Doña Letizia, que ejerció el Periodismo en su juventud, aun sin entrar directamente en asuntos de Estado, ha sustituido al Rey con toda profesionalidad en un momento político complicado que le obliga a estar en primera línea. Entre los invitados han figurado la baronesa Thyssen, Irene Villa, el duque de Alba y Cristina Cifuentes, entre otros.  

Doña Letizia, saludando a los premiados, entre ellos el director de cine José Luis Garci.