Para la celebración, los royals daneses sacaron sus mejores galas. Los dos príncipes iban con elegantes trajes militares de gala y las princesas lleveban bonitos vestidos blancos, tiaras e importantes joyas y condecoraciones. Mary llevaba una tirara de rubíes de 1800 que perteneció a la reina Desirée y la princesa Marie llevaba la misma que lució el día de su boda.

 Mary llevaba también una bonita capa de terciopelo para protegerse del frío, sin embargo la princesa Marie iba «a cuerpo».

La reina Margarita, fiel a su gusto por los vestidos ornamentados, llevaba un aparatoso y ornamentado vestido verde y el llamado aderezo Roserberg, formado por 67 esmeraldas y más de 2.600 diamantes.

Nos llama la atención en las fotos lo enamorados que parecen los príncipes Federico y Mary tras 11 de años de matrimonio y cuatro hijos en común. Mary continúa mirando a su marido como si se acabara de casar con él.

federico-y-mary

Los príncipes herederos, Federico y Mary, muy sonrientes en la recepción

joaquin-y-marie

El príncipe Joaquín de Dinamarca y su esposa, la princesa Marie

joaquin-y-marie2

Otra imagen de Joaquín y Marie de Dinamarca

margarita-y-henrick

La reina Margarita, con vestido verde y estola de piel, acompañada del príncipe Henrick

mary

La princesa Mary llevaba una bonita tiara, varias condecoraciones e importantes joyas

margarita

La soberana danesa, en la tradicional gala de Año Nuevo.

federico-y-mary2

Federico y Mary de Dinamarca, que parecen tan enamorados como el primer día