Según la descripción de la web, la casa tiene siete habitaciones y diez baños. Cada una de las plantas cuanta además con una sala de estar de unos 120 metros cuadrados. También cuenta con una piscina de agua salada y zona de barbacoa.

Estas imágenes salen a la luz cuando se ha sabido esta semana que el Rey prestó a la infanta 1,2 millones de euros para hacer frente a la compra del palacete, préstamo del que el monarca sólo habría recuperado 150.000 euros.

De vender el inmueble al precio que piden, la infanta y Urdangarín se embolsarían un beneficio de un millón de euros.

Recordamos que la Infanta Cristina se ha mudado hace pocas semanas a vivir a Ginebra con sus cuatro hijos, una vida a todo lujo que ya contamos en anteriores noticias. Mientras tanto, su marido seguirá en Barcelona paras hacer frente a la instrucción del caso Nóos y que le impide de momento residir fuera del país.

salon

Uno de los impresionantes salones (hay 3) de 120 metros cuadrados, con los sofás y una amplia librería al fondo

comedor

El comedor, con muebles de wengué de estilo minimalista y decoración moderna y acogedora

cocina

La amplia cocina, de estilo insdustrial y perfectamente equipada

escalera

La escalera por la que se accede a las zonas altas de la casa

jardin

El impresionante jardín (la finca tiene más de 2.000 metros cuadrados)

barbacoa

La zona de barbacoa, con un comedor acristalado que da al jardín

biblioteca

Otro de los salones con otra amplia librería

piscina2

Vista de la piscina desde arriba

vistas

Las magníficas vistas desde el palacete.