sofia
A sus 77 años, la reina Sofía está viviendo uno de los momentos más delicados de su vida.

Es uno de los momentos más delicados de la familia real, que, lógicamente, la reina Sofía vive con inquietud e incertidumbre. Su hija menor, la infanta Cristina, está imputada, y su yerno, Iñaki Urdangarin, tiene muchas posibilidades de acabar en la cárcel, ya que le piden una pena de 19 años y medio.

El hecho de que la infanta Cristina esté imputada no ha impedido que su madre, la reina Sofía, haya mostrado su apoyo públicamente, en unas circunstancias en las que ha sido apartada de la Familia Real. Ahora nos encontramos ante un nuevo escenario. Según comentaristas políticos como Eduardo Inda, le aplicarán a la hermana de Felipe VI la doctrina Botín, lo que la exonerará incluso de declarar y de ser juzgada, pero la situación de su marido es muy delicada.

La infanta Cristina está preparando junto a él su defensa en Barcelona y, según unas declaraciones que la atribuyen en El Español, se siente abandonada por su familia. Aunque, como decimos, la reina Sofía sí sigue fiel a su lado. En estos momentos está mucho en juego, entre otras cosas, la percepción de la sociedad de la institución monárquica, que se ha visto salpicada por este escándalo de corrupción.

La reina Sofía será un apoyo para su hija en los peores escenarios posibles (una hipotética condena con cárcel para Iñaki Urdangarin) y estará muy pendiente también de sus nietos, como ha hecho siempre, y como ha demostrado en sus vacaciones estivales en Mallorca, ya que está haciendo todo lo posible por que a los pequeños no les afecte esta delicada situación.

cristina
La reina Sofía, con su hija Cristina, en noviembre de 2013.