La incógnita sobre el paradero de la infanta Cristina, quien llevaba unos días sin ser vista en su residencia de Ginebra se resolvió cuando se ha sabido que la duquesa de Palma estaba ayer en Barcelona donde se reunió con sus abogados Miquel Roca y Jesús María Silva. Después, Cristina cogió un vuelo destino a Madrid.

La principal cuestión a la que se enfrenta en estos momentos la hija mediana del rey es si seguirá adelante con el recurso o se presentará ante el juez, una cuestión que, al parecer, divide a sus abogados, pues mientras Roca desearía el recurso, Silva optaría por acudir a declarar a los juzgados de Palma. Por su parte, la Abogacía del Estado y la Fiscalía tampoco han anunciado si piensan o no recurrir la imputación de Cristina.

cristina-reina

La reina sigue siendo uno de los principales apoyos con que cuenta la duquesa de Palma.

Los plazos se acortan inexorablemente y el próximo miércoles 15 de enero es la fecha límite para la presentación de recursos y que la Audiencia de Palma hará publica su decisión a mediados de febrero por la que Cristina de Borbón podría verse obligada a recorrer el ya famoso pasillo de los juzgados palmesanos para contestar a las preguntas del juez Castro en compañía de su abogado. A día de hoy, Iñaki Urdangarin tampoco ha sido visto en Ginebra donde los cuatro hijos de la pareja ya se han reincoporado a sus tareas escolares. Se ha intentado alejar en lo posible a los niños de este nuevo punto en el Caso Nóos que ha tenido una tremenda resonancia internacional.

miquel-roca

Miquel Roca, abogado de la infanta, dice que el deseo de su defendiuda es que «se haga justicia».