Debemos recordar que, como habían anunciado su equipo de abogados, la infanta Cristina hizo efectiva la entrega de los 587.413 que le ha solicitado el fical Horrach en concepto de responsabilidad civil el pasado 15 de diciembre. Se trataba de un movimiento destinado a evitar por todos los medios que la hija menor de los reyes Juan Carlos y Sofía se sentara en el banquillo de los acusados por el delito de fraude fiscal por el que está imputada. 

El fiscal Anticorrupción Pedro Horrach, había soliciatodo al juez Castro que archive la causa contra la infanta Cristina porque según su criterio no hay indicios razonables de criminalidad. Estos 587.413 euros corresponden, siempre según el criterio del ministerio público, a la mitad de la cantidad que la empresa Aizoon, propiedad de Cristina e Iñaki urdangarin, ingresó, supuestamente, de forma ilícita y que destinaron para sus gastos personales.

miquel-roca

Miquel Roca, abogado de la infanta Cristina y amigo personal del rey Juan Carlos, anunciando hoy a la prensa la decisión que ha tomado el juez Castro. El letrado afirmó que la hermana del rey Felipe está ‘sorprendida’ por la decisión del magistrado cordobés, quien ha afirmado que puede interponer un recurso con tra su decisión, aunque eso no significa que se admita.

El fiscal también mantenía que no hay indicios suficientes para acusar a la infanta Cristina, mientras que el despacho de abogados de Miquel Roca, que defiende a la infanta Cristina que el caso sea sobreseído al haberlo pedido la Fiscalía Anticorrupción y al no acusarla la Agencia Tributaria.

Finalmente, el juez Castro no ha seguido ni el criterio de la fiscalía ni de la defensa de la infanta Cristina, y tiene previsto enviar a juicio a la mujer de Iñaki Urdangarin como «cooperadora necesaria» en los delitos fiscales perpetrados por su marido en los ejercicios 2007 y 2008. Un dato importante es que contra este auto no existe la posibilidad de un recurso.