La pareja se ha dado una tregua de normalidad dentro del torbellino mediático en el que están sumidos, acudiendo al balonmano a ver a sus hijos jugar, una afición que sin duda han heredado de su padre. La infanta e Urdangarín están sometidos a una enorme presión sobre todo desde que se conociera la imputación de Cristina en el caso Nóos. Finalmente la fisclía ha recurrido y de momento, la declaración de la Infanta ante el juez Castro ha quedado aplazada.

La última noticia bomba en relación a la pareja es la cada vez más que probable marcha de Iñaki Urdagarín a Catar, como segundo entrenador de la selección nacional de Balonmano. Al yerno del rey le han pfrecido 800.000 euros por volver al balonmano profesional, una oferta dificil de rechazar más aún cuando el Duque de Palma se encuentra sin trabajo desde hace meses y tiene pendiente una fianza de más de 8 millones de euros impuesta por el juez.

Urdangarín ha pedido ya permiso al rey para instalarse en Catar. Probablemente, el Duque iría solo hasta que sus hijos terminen el curso escolar y tanto la infanta como los cuatro niños puedan trasladarse allí.

cristina-e-iñaki2La pareja continúa unida ante la adversidad, tal y como señaló el abogado de Urdangarín al conocerse la imputación de la infanta en el caso Noos.

cristina-e-iñaki3Los Duques de Palma, con semblante relajando y sonrientes.