Kate, que llevaba un bonito abrigo marrón largo y entallado de doble botonadura, con sombrerito a juego, se dió un baño de multitudes saludando a todos los que se acercaron a las inmediaciones de la iglesia de Saint Mary Magdaleine.

Kate, como siempre estuvo flanqueada por su marido, el príncipe Guillermo y por el príncipe Harry y charló también muy animadamente con su suegro, el Príncipe Carlos. Esta vez los Duques se dejaron al príncipe George en casa, seguramente al cuidado de su niñera española, a la que llevan a todas partes.

A la que tampoco vimos fue a Camilla Parker, esposa del príncipe Carlos sin embargo sí estuvieron la princesa Ana, el príncipe Andrés y también sus hijas, las princesas Eugenia y Beatriz.

kate-saluda

Kate Middleton, impecable con abrigo marrón y sombrerito a juego, saludando a la gente que se agolpaba en las inmediaciones de la iglesia

kate-middleton

La Duquesa de Cambridge fue obsequiada con flores y plantas

kate-y-guillermo

Los Duques de Cambridge, que pronto serán papás de nuevo, son ya una pieza clave en las celebraciones y ventos de la familia real británica.

reina-isabel

La Reina de Inglaterra, Isabel II, con un  llamativo conjunto, con el arzobispo que ofició la misa de Navidad

carlos-y-kate

El príncipe Calros de Inglaterra, en muy buena sintonía con su nuera, Kate Middleton

kate-harry-y-guillermo

Kate Middleton, entre su marido, el príncipe Guillermo y su cuñado, Harry de Inglaterra

harry

El príncipe Harry de Inglaterra

eugenia

La princesa Eugenia de York

bratriz-de-york

Su hermana, Beatriz de York tampoco faltó a la tradicional cita navideña en Sandringham