El parto se ha hecho esperar. Decenas de fotógrafos esperan en la puerta del ala privada del hospital -Lido Wing- desde hace dos semanas la llegada para dar a luz de la Duquesa de Cambridge. Inicialmente se esperaba que el alumbramiento se produjera la semana pasada ya que se especultaba con que Kate salía de cuentas el 13 de julio, cosa que la casa real desmintió más tarde. Se trata del mismo hospital en donde la princesa Diana dio a luz a sus dos hijos.

La pareja real no ha querido saber el sexo del bebé y la Duquesa, que será atendida en el parto por su ginecólogo y por el de la familia real británica, prefiere los métodos  naturales para tener a su bebé. Se ha barajado incluso con que Kate daría a luz de forma natural y en una piscina. El príncipe Guillermo la acompañará en el parto como ya hiciera Carlos con los partos de Guillermo y Harry.

El hospital donde Kate está dando a luz es la maternidad más exclusiva de Londres. Cuenta con paritorios privados y piscinas de alumbrtamiento y con todas las comodidades en las habitaciones: internet, televisión por cable, caja fuerte, arreglos florales, menú a la carta e incluso carta de vinos y champagnes. Cada noche extra de ingreso hospitalario cuesta alrededor de 1.000 libras.lindo-wing

En cuanto nazca el bebé, el príncipe Guillermo avisará teléfonicamente a su abuela, la reina Isabel II y al primer ministro David Cameron. La misma reina bromeaba esta misma semana sobre la tardanza en la llegada del bebé: «Que nazca ya que yo me voy de vacaciones» señaló la soberana.

Sobre los nombres del bebé real hay muchas quinielas. Si es niña las apuestas dicen que se llamará Diana, Isabel o Victoria y si es niño, Jorge, Felipe o Alberto.

También se ha especulado sobre quiénes serán los padrinos del «royal baby». Todos los pronósticos dicen que serán los hermanos de los futuros padres (Harry y Pippa Middleton)

Se sabe también que Kate y Guillermo pasarán los primeros días del bebé en la casa que la familia Middleton tiene en Berkshire para que Kate cuente con la ayuda de su madre, Carole.

medios-en-la-lindo-wing