El yerno del rey don Juan Carlos envió hace casi un mes un escrito al juez Castro en respuesta a la petición de éste sobre si era procedente o no imputar a la infanta Cristina. En su contestación al magistrado, Iñaki Urdangarin se opone a la imputación y niega que su esposa cometiera delito fiscal a la vez que asegura que las cantidades gastadas por ella con cargo a la sociedad Aizoon, en la que ambos participaban al 50%, fueron «absolutamente ridículas». Urdangarin alega que los informes de Agencia tributaria «son taxativos y concluyentes» al estimar que la infanta no cometió delito fiscal. De esos informes se concluye además, siempre según el escrito enviado por el duque, que la hija del rey no llevó a cabo actuación alguna de la que se derivara un posible perjuicio para Hacienda superior a los 120.000 euros, que es la cantidad legalmente establecida para que quepa hablar de conducta delictiva.

iñaki-1

Iñaki sigue desde fuera de España la evolución del caso Nóos que tanto daño sigue haciendo a la Corona.

Coincidiendo con la difusión de la alegación de inocencia de la infanta por parte de Iñaki, los abogados de Cristina, Miguel Roca y Jesús Silva manifestaron que su defendida «quiere que se haga justicia». Roca y Silva argumentan también que que la infanta Cristina era ajena a la gestión de Aizoon. y que Las supuestas infracciones fiscales serían, según ellos, “trasladables a su administrador, Iñaki Urdangarin”. Concluyen que la duquesa de Palma » carecía de conocimientos en materia contable y fiscal». El próximo día 15 es la fecha límite para presentar recurso por la imputación y es posible que a mediados de febrero la Audiencia Nacional de Palma se pronuncie sobre la misma. Entonces se sabrá si el 8 de marzo Cristina de Borbón y Grecia declarará o no ante el juez Castro.