El príncipe Harry no ha tenido inconveniente en abrir su corazón en una entrevista con Mail on Sunday. Y en ella asegura que se planteó dejar la realeza para vivir una vida normal después de cumplir sus obligaciones con el ejército, tiempo que él describe como «el mejor escape que he tenido en mi vida. Sentí que estaba logrando algo. Me dio un gran entendimiento de toda clase de personas de todos los estratos y sentí que formaba parte de un equipo. No era un príncipe; era solo Harry»

 

Harry pasó 10 semanas en Afganistán en 2007. «Pasé muchos años esperando y no quería crecer», se refiere así a la época que pasó protagonizando titulares polémicas debido a sus salidas fiesteras.

Es entonces cuando se sintió asfixiado en palacio y pretendió ser un ciudadano más: «Quería marcharme, pero decidió quedarme y forjarme un nuevo papel para mí mismo», afirma, añadiendo que fue su lealtad a la Reina Isabel, su abuela, la que le ayudó a tomar su decisión. Harry no deseaba ser simplemente una figura que saludaba a su pueblo, «no una celebridad», sino tener una relevancia más profunda y «utilizar nuestra posición para mejor». 

Harry de Inglaterra (32) decidió centrarse en sus actividades solidarias y participa en numerosas organizaciones, además de promover los Invictus Games, un evento multideportivo a favor de los soldados heridos o lisiados. 

«Somos muy apasionados con nuestras actividades, que hemos elegido siguiendo el camino mostrado por nuestra madre. Me encantan los asuntos solidarios y conocer a la gente», comenta el príncipe, quinto en la línea sucesoria al trono británico, recordando siempre a su inolvidable madre, Lady Di. 

Harry concedió poco antes otra entrevista a la revista Newsweek, donde también sorprendió con otras declaraciones: «¿Hay alguien de la familia real que quiera ser rey o reina? No lo creo, pero cumpliremos con nuestros deberes en el momento adecuado. Queremos seguir con el ambiente positivo que ha conseguido la reina Isabel durante más de 60 años, pero no vamos a intentar ocupar su lugar».

El Príncipe está ofreciendo algunas entrevistas con motivo del 20 aniversario de la muerte de su madre, Diana de Gales.