Guillermo y Kate ya están planeando qué harán cuando llegue su segundo hijo, que solo se llevará año y medio con su hermano George. La experiencia de ser padres es fantástica, pero también agotadora y según y según publica la prensa británica, los duques quieren contratar una «salus», una enfermera especializada en neonatos y bebés para que ayude a los padres, sobre todo por las noches. «Las noches sin dormir con el príncipe George fueron muy duras y la duquesa de Cambridge quiere ayuda para este nuevo embarazo«, ha explicado una fuente del palacio de Kensington.

kate-george

Kate ha tomado la sabia decisión de pedir ayuda para cuidar a dos niños tan pequeños.

Por lo tanto, Guillermo y Kate quieren esta ayuda especializada y no una niñera ni una cuidadora. En este sentido, ya cuentan con los servicios de una niñera que se ocupa del pequeño, la española María Teresa Turrión, que se ocupa de George desde hace casi un año. Los duques están tan seguros de esta decisión que ya han empezado a buscar buscar a la «salus» que ayudará a Kate en la primera etapa del postparto, algo que no hicieron cuando nació su primogénito y no quisieron contratar a una cuidadora a tiempo completo.

kate-george

Kate ha aprendido que la maternidad puede ser maravillosa… y agotadora.

Los británicos están pendientes de la reaparición en público de Kate, quien sigue en tratamiento para paliar la hiperemesis gravídica que le impide retener alimentos sólidos y líquidos con el consiguiente riesgo de deshidatación. La duquesa de Cambridge tenía previsto un viaje oficial a Malta los próximos 20 y 21 de septiembre y hay posibilidades de que tenga que cancelarlo.