Los príncipes Guillermo y Harry están a punto de recibir lo que restaba del legado de su madre, la princesa Diana, de cuya muerte se cumplieron 17 años el pasado 31 de agosto. Según lo dispuesto por la princesa en su testamento, cuando el menor de suis hijos, Harry, cumplira 30 años, los hermanos recibirían la totalidad de su legado. Guillermo ya pudo disponer en 2010 del anillo de compromiso de su madre que desde entonces lleva su esposa, Kate Middeleton. Ahora, a los príncipes se les entregarán las joyas personales de su madre, así como objetos personales, cartas, fotos, la versión original de la canción candle in the wind que Elton John cantó en el funeral de la princesa… Sin duda, lo más llamativo es que a Guillermo y Harry les entregarán también el vestido de novia de Diana, que hasta ahoa podía verse en el museo Victoria y Albert de Londres junto al de su nuera, Kate. Será Guillermo y Harry quienes decidan si quieren que el histórico traje siga en el museo o se exhiba en alguno de los palacios reales.

diana-de-gales  

El vestido de novia de la princesa Diana vuelve a manos de sus hijos.