rey-felipe
Felipe VI está recibiendo de nuevo a todos los partidos políticos que han obtenido representación parlamentaria en las elecciones del pasado 20 de diciembre.

Sin duda, esta noticia ha sido un auténtico varapalo para la familia real, ya que están haciendo todo lo posible por que el escándalo del Caso Nóos no erosione la credibilidad de la institución. Felipe y Letizia están realizando un duro trabajo por modernizar la institución, por mostrar cercanía, por estar más cerca de la realidad social y lo cierto es que este esfuerzo se ve reflejado en las encuestas que no hacen sino refrendar su trabajo.

Sin embargo, el hecho de que la infanta Cristina tenga que sentarse en el banquillo como imputada en el Caso Nóos, al igual que su marido, vuelve a poner en el punto de mira a la Familia Real, que, por mucho que haya apartado de forma institucional a la infanta Cristina, se ve afectada por lo que le ocurre. Los debates y tertulias televisivos, de política o de sociedad se llenan de nuevo de comentarios que en muchos casos no les benefician.

Reyes Felipe y Letizia
Letizia y sus hijas, Leonor y Sofía, van a ser mañana su mejor regalo de cumpleaños.

Al margen de lo estrictamente institucional, a nadie se le escapa que para Felipe VI es duro ver a su hermana en tan difíciles circunstancias, al igual que para su hermana, la infanta Elena, que está muy unida a ella, y para sus padres, los reyes Juan Carlos y Sofía.

También está atravesando unos días complejos el rey Felipe, por la inestabilidad política. Inmerso en la segunda ronda de audiencias con los representantes de todas las fuerzas políticas que obtuvieron representación parlamentaria en las elecciones del 20 de diciembre, está haciendo un gran esfuerzo para que se llegue a un escenario en el que pueda haber un candidato a la investidura y un nuevo presidente. De lo contrario nos veríamos avocados a unas nuevas elecciones generales.

Este escenario también salpica a los planes próximos de Felipe y Letizia, ya que su previsto viaje de Estado al Reino Unido, del 8 al 10 de marzo, está en el aire y podría ser suspendido.